¿CÓMO SABER SI SE TIENE ALERGIA A LOS ALIMENTOS?

Si bien la mayoría de las reacciones alérgicas debidas a la comida son leves o de poca gravedad, también es verdad que si se consumen en demasía productos que no nos hacen bien, puede desencadenar algo más grave. ¿Cómo saber si se tiene alergia a los alimentos? Entérate en este artículo.

CONOCIENDO LA ALERGIA ALIMENTARIA
En primer lugar, es bueno conocer de qué se trata una alergia alimentaria. Básicamente, es una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de algo en particular.
Es necesario diferenciarlo de la intolerancia a un alimento, que no es lo mismo que la alergia, aunque también sea un efecto indeseable y molesto al momento de hacer la digestión de los alimentos. Tampoco es lo mismo que la intoxicación, que se produce por un alimento en mal estado o por comer demasiado.
LOS PRODUCTOS QUE MÁS ALERGIAS SUELEN PRODUCIR SON:
Los lácteos (sobre todo la leche)
Los huevos
Los mariscos
Las nueces
El maní o cacahuete
La soja
El trigo
el chocolate
A su vez, los colorantes, conservantes y espesantes pueden llegar a causar también reacciones alérgicas. En lo que se refiere a los productos naturales, la manzana, la piña y el melón contienen sustancias similares a los pólenes y la reacción alérgica aparece al consumirlos crudos. Puede ser más leve o más grave según la cantidad que se consuma.

La respuesta del cuerpo ante algo que no le hace bien, ya sea una bacteria, un virus, una toxina o un alimento, es defenderse. En este último caso, se liberan sustancias por los poros, por ejemplo, o se inflaman la boca o lengua.
ALERGIA
Los síntomas iniciales de una alergia alimentaria aparecen dos horas después de ingerir el alimento en cuestión. Entre los signos más frecuentes encontramos:
Voz ronca
Urticaria
Sibilancias
Dolor abdominal
Picor en boca, Garganta, Ojos, Piel
Diarrea
Mareo
Dificultad para deglutir
Congestión nasal
Náuseas
Hinchazón en rostro labios y lengua
Cólicos
Vómitos.
DIFERENTES ALERGIAS ALIMENTARIAS
Para poder saber si somos o no alérgicos a un tipo de alimento en particular es preciso conocer algunas características:
ALERGIA A LA LECHE (O LÁCTEOS)
Es una reacción adversa del cuerpo frente a las proteínas que tiene la leche. La leche de vaca tiene 25 proteínas diferentes, que pueden ser caseínas o séricas. Las primeras son las más alérgicas y hay tres tipos. Si una persona es alérgica a la leche mostrará los síntomas durante el primer año de vida.
En la mayoría de los casos se debe a una tendencia hereditaria, es decir, que se transmite de padres a hijos. Los síntomas de la alergia a la leche son prurito, eritema, urticaria, edemas en párpados o labios, náuseas, cólicos, diarreas, disfonía o rechazo del alimento.
ALERGIA AL HUEVO
Puede causar diferentes síntomas, como los detallados anteriormente, por lo tanto hay que prestar atención para ver en qué momento aparecen. En el caso del huevo, algunas personas sufren alergia por su gran cantidad de proteínas.
Huevo-para-el-cabello
ALERGIA A MARISCOS O PESCADOS
El cuadro clínico aparece 90 minutos después de la ingesta y se caracteriza por vómitos, diarrea, hipotensión o distensión abdominal. Los alérgenos del pescado están presentes en especies como la merluza, la bacaladilla, la caballa, el atún bonito y el pez espada, así como también en los mariscos (ostras, mejillones, langostinos).
La alergia surge durante los primeros años de vida de una persona y no sólo aparece al comer, sino también al tener contacto directo con la pieza en la casa o en el mercado.
ALERGIA A CIERTAS FRUTAS Y VEGETALES
Son menos frecuentes que la de la leche o el pescado, pero también hay que tenerlas en cuenta. La predisposición genética es una de las causas más recurrentes de la alergia a estos alimentos. También se debe tener en cuenta el lugar geográfico y la cantidad de proteínas que tiene cada fruta o vegetal.

No tiene nada que ver que el alimento sea orgánico o no, aunque es verdad que en el caso de ser agricultura industrial puede generar más problemas en una persona alérgica.
El melocotón es de las especies que más alergia produce, seguido por la manzana, la pera, la cereza, la ciruela, la fresa, el kiwi, el mango y la piña. En el caso de los vegetales, el más alergénico es el tomate, seguido de la lechuga, la col, la berenjena o el pimiento.
ALERGIA A FRUTOS SECOS, LEGUMBRES Y CEREALES
Es más frecuente de lo que creemos, pero no toda la gente se da cuenta de ello. Surge en los primeros años de vida y en el caso de los frutos secos, el que más alergias produce es el cacahuete. Las legumbres y los cereales tienen una incidencia menor en los pacientes.
El trigo (que se usa en muchas preparaciones) puede causar problemas en el tubo digestivo, en el estómago o en la piel. Y en lo que se refiere a las legumbres, los alérgenos están más presentes en la soja, las lentejas, los garbanzos y las judías verdes.

El único tratamiento posible en el caso de ser alérgico a uno o varios alimentos es dejar de consumirlos o de estar en contacto con ellos. Una vez que se detecte la causa de la alergia, se debe eliminar la ingesta, por más que nos guste o lo usemos bastante en nuestros menús. Existen diferentes maneras de suplantar los alimentos, así que no te preocupes.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!