5 Toxinas Ocultas Encontradas en Productos Para Bebés

[showads ad=center]

 

Como adultos, esperamos estar expuestos a sustancias tóxicas. Es un hecho lamentable, en verdad nosotros — sabemos que las industrias que hacen nuestros alimentos y ropa, por ejemplo, están mucho más preocupadas por las ganancias que por nuestra salud. Por lo tanto, hemos aprendido a convertirnos en consumidores muy concienzudos.

Pero cuando se trata de bebés, algunos de nosotros todavía ilusos, creemos que los fabricantes sienten una mayor responsabilidad, que los bebés sin duda no estan expuestos a las mismas cosas a la que estamos nosotros. La verdad es: que lo están.

En ocasiones, veremos una agencia reguladora como la Administración de Alimentos y Medicamentos creando normas más estrictas para los bebés. Caso puntual: la prohibicion del BPA en botellas y otros productos para bebés. Sin embargo, parece ser la excepción, no la regla.

Sin embargo, hay varias toxinas diferentes que están al acecho en productos para bebés y todos tenemos que ser conscientes de su presencia.

1. Metales Pesados ​​- Arsénico, el metal a menudo se utiliza como veneno en las novelas de misterio y películas, también se encuentra en las formulas para bebes. Esto se debe a que muchas fórmulas utilizan jarabe de arroz integral como edulcorante. El jarabe de arroz integral puede parecer sano, pero puede contener entre 80 a 400 nanogramos de arsénico por gramo. En un análisis, las fórmulas de bebé que contienen este edulcorante tuvieron 20 veces más arsénico que las fórmulas que estaban libres de jarabe de arroz integral.

2. Materiales Ignífugos – Aunque el aumento de productos ignífugos para bebés parece un bonito objetivo, los fabricantes emplean toxinas para que esto ocurra. Se estima que el 80% de los productos para bebés —desde mantas a cunas—contienen estas toxinas que han sido relacionadas con el cáncer. El  Envirommental Working Group  estima que los niños tienen tres veces más toxinas retardantes de llama en sus cuerpos que los adultos.

3. Alcohol Cetearílico – Encontrado en lociones y jabones para bebés, el alcohol cetearílico es clasificado en su propio MSDS como “ligeramente peligroso” cuando entra en contacto con la piel o los ojos, o cuando se inhala o se ingiere.

4. Fragancia – si está catalogado como fragancia, colonia o perfume, las compañías no tienen que listar que contiene estos aromas agradables. En gran parte, estas fragancias se han asociado con dificultad respiratoria, alergias e incluso disrupción hormonal según el Envirommental Working Group . Utilice productos sin aroma siempre que sea posible, agregando unas pocas gotas de aceites esenciales en su lugar.

[showads ad=center]

5. Transgénicos – las fórmulas para bebé son un juego equitativo para Monsanto y otros productores de semillas genéticamente modificadas que da como resultado un alimento infantil que  contiene ingredientes de alimentos genéticamente modificados como aceites y edulcorantes de maíz y soja.

Puede parecer imposible de evitar todas las toxinas en el mundo que nos rodea. Pero si alguien merece un inicio limpio —uno sin alimentos venenosos— son los niños.

Traducción: elnuevodespertar
Fuente: naturalsociety.com

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!