CELULITIS: TRATAMIENTOS NATURALES.

[showads ad=center] Existe una capa de piel llamada “Hipodermis” y está formada por muchas células grasas entre las que pasa y circulan líquidos. Pero en algunos casos, estas células grasas aumentan de tamaño (a causa de nuestra mala alimentación, toxinas y no beber suficiente agua) y esto no deja que se drenen correctamente. Aquí empieza el problema, porque el líquido de las células ya no es tan líquido y entonces el sistema que tenemos micro circulatorio no funciona de forma óptima. Y de ahí es donde viene esta apariencia de huequitos tan poco estéticos en la piel.

Es importante observar que la celulitis sólo afecta a la mujer: el hombre puede ser muy obeso, pero nunca celulítico. Esto induce a pensar que esté relacionada con las hormonas femeninas como la progesterona (potencia la acumulación de grasas) y los estrógenos (aumenta la retención de líquidos). Por esa razón, aparece o aumenta significativamente en la pubertad, embarazo y en la menopausia. Además de lo anterior, la celulitis se ve beneficiada por las características propias del tejido adiposo femenino y su disposición vertical.

Existen tres tipos de celulitis:

La incipiente, que realmente es muy superficial y que puede ser combatida con fácil.

La blanda o flácida que puede presentar un poco más de resistencia.

La edematosa, que suele causar dolor y cierta hinchazón y la cual debe ser combatida de inmediato.

Las áreas donde usualmente aparece la celulitis son las rodillas, piernas, tobillos, en el interior de los brazos, cintura, cadera, nalgas, cuello y nuca.

Sus causas son diversas entre los cuales podemos mencionar:

Factor hereditario.

Deficiencias en los órganos que purifican la sangre (ríñones y pulmones)

Deficiencias en la nutrición

Problemas circulatorios

Problemas relacionados con el sistema endocrino

Ansiedad

Depresión

[showads ad=center]

Si se identifica que la celulitis es causada por la alimentación, es necesario adoptar una dieta basada en la selección de alimentos que produzcan la menor cantidad de toxinas posibles.

En otras palabras, se requiere una dieta atóxica lo cual incluye tisanas, jugos de frutas hechos en la casa, verduras y hortalizas y elimina las bebidas alcohólicas y de gas carbónico, jugos de frutas artificiales, café, condimentos picantes y productos en conservas que contienen aditivos químicos y sodio para su preservación. Igualmente, se debe evitar el consumo de pan blanco, mariscos y pescados con mucha grasa; manteca y el queso.

SOLUCIONES NATURALES:

  1. DESINTOXICATE: Tienes que empezar por desintoxicarte, es súper importante que lo hagas si quieres terminar con este problema.
  1. CEPILLADO EN SECO: Comienza con la rutina de cepillado en seco, este paso estimula la circulación y el drenaje linfático lo cual apoya directamente a la Hipodermis a que circulen las células grasas. La forma de hacerlo es con un cepillo de cerdas naturales, en movimientos circulares ascendentes durante mínimo 5 minutos al día, todos los días.
  1. AGUA: Bebe más agua, no me canso de decir que somos

75% agua y es lo que mueve a nuestro cuerpo, tenemos que tomar agua para que todo en el fluya de manera correcta, mínimo 3 litros al día.

  1. ELIMINA ALIMENTOS ALTAMENTE PROCESADOS: Pues estos llenan nuestros tejidos de toxinas y grasas, además nos hacen retener líquidos y justo ahí comienza el problema

Mascarilla de naranja y avena :

La avena es un excelente exfoliante, ideal para remover las células muertas de las zonas celulíticas. Esta mascarilla incluye además, piel de naranja y yogur. Tres ingredientes simples que puedes encontrar en tu casa.

Mascarilla de hierbas : Por último, las hierbas no pueden estar ausentes de este pequeño inventario anticelulítico casero. Esta receta de salvia y eucalipto puede ser la mejor alternativa para eliminar tu celulitis. En cualquier caso sus ingredientes son muy accesibles y constancia mediante, los resultados serán evidentes, en tan sólo 30 días.

Receta  casera de café y aceite de almendras:

Otra opción muy efectiva es que recurras a las propiedades termogénicas del café, que ayuda a movilizar los depósitos grasos acumulados en las áreas con celulitis. El aceite de almendras, por su parte, asegura la nutrición necesaria para la regeneración celular de las zonas afectadas.

Cómo hacer jabón de café para la celulitis

Jabón artesanal de café para combatir la celulitis

El café tiene altísimas propiedades anticelulíticas, además de que sus granos molidos, al raspar la piel, producen un efecto exfoliante, desodorizante y estimulante de la circulación sanguínea.

Ingredientes y materiales

Para hacer dos barra necesitarás:

– Dos ollas para hacer un baño María, que quepa una dentro de otra

– Rallador de quesos viejo con dos medidas de rallado

– Cuchara o espátula de madera

– Un disco o bolita de algodón

– Moldes de silicona para jabones.

:

– 1 barra de glicerina pura de unos 300 gramos (o una pastilla de jabón de glicerina neutro, grande)

– 1 naranja

– 1 cucharadita de alcohol medicinal

– El aceite esencial  que prefieras

– Unas cucharadas de café molido tostado

Comienza por rallar la glicerina para derretirla  a baño María. Cuando se vaya derritiendo y esté casi lista, agrega una pequeña cucharadita de alcohol medicinal, para quitar las burbujas de aire y hacer una base más lisa.

Una vez derretida la parafina, agrega la ralladura fresca de una naranja, utilizando el rallador de agujeros más pequeños. Mezcla bien y retira del calor.

El siguiente paso es agregar el aceite esencial o la esencia aromática que hayas elegido.

Mezcla bien para incorporar y distribuir, y finalmente agrega unas cucharadas de café molido, revolviendo constantemente para hidratar y recubrir cada trocito de café. No satures demasiado el jabón: calcula aproximadamente una cucharada sopera de café molido por cada pastilla de jabón.

Humecta los moldes de silicona con el mismo aceite esencial que elegiste, o bien con unas gotas de vaselina líquida. Vierte entonces el preparado, bien mezclado para una perfecta distribución del café, y agita leve y suavemente el molde para retirar cualquier burbuja de aire que pudiera haber quedado. Deja unos minutos hasta que se enfríe un poco, y luego lleva a la nevera para agilizar el proceso de enfriado.

Cuando sientas firme y sólida la superficie del jabón (puede demorar hasta toda una noche), desmolda y coloca sobre papel manteca o blanco, para dejar secar el resto. Luego de unos dos a tres días estará listo.

Este jabón de café será ideal para tu ducha diaria, dando masajes circulares en las zonas donde presentes señales de celulitis, como las caderas, glúteos, vientre, o simplemente en todo tu cuerpo. Ten cuidado al usar en el rostro, pues puede ser algo agresivo para esta delicada piel.

Luego de usar, enjuaga con abundante agua, y seca en movimientos ascendentes para mejorar aún más tu irrigación sanguínea.

Recomendaciones

No usar ropas muy ajustadas ni fajas elásticas. La ropa apretada dificulta la circulación sanguinea haciendo que aparezcan más fácilmente los depósitos de grasa que se convierten en celulitis

Utilizar zapatos de tacón medio o bajo, no los altos.

Evitar cruzar las piernas al estar sentada. Esta acción también dificulta la circulación lo que propicia la aparición de celulitis en las áreas de la cadera y los muslos

Hacer ejercicios. Hacer ejercicios aeróbicos durante 30 minutos por lo menos tres veces a la semana, de preferencia un día sí y un día no. Se aconseja también correr, nadar, andar en bicicleta o incluso caminar a paso ligero

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!