VESTUARIO QUE ESTILIZA

[showads ad=center] La ropa puede disimular el sobrepeso

L&S.- Para sentirse bien es importantísimo llevar una vida sana y equilibrada, hacer dieta, ejercicios, utilizar productos que hagan más bella su piel, usen exfoliantes, cremas reductoras, etc.
Con todo eso, si además, sabemos sacar provecho a lo que conseguimos con el esfuerzo, mejor que mejor. Todavía podemos vernos más delgados y estilizados y para ello hay varios trucos que nos pueden ayudar y se basan en cómo vestimos. Si sabemos cómo somos, lo que nos afea y lo que nos gusta de nuestro cuerpo, tenemos medio camino andado, basta con saber esconder nuestros defectos o realzar lo mejor que tenemos. Eso además de hacernos más guapos, nos da seguridad en nosotros mismos.

Disimular los kilos de más

No podemos comprar la ropa que nos gusta, sino la que nos conviene (dentro de nuestro estilo, por supuesto). La talla debe ser la justa. Si es más ajustada resaltará bultos y lorzas poniendo al descubierto lo que pretendemos que se ignore. Si es más grande, o excesivamente ancha, nos da más volumen. Agranda la figura (hacia los lados). Nos hace ver más gordos.

Los colores

Si nos sobra algún kilo, los colores son buenos aliados. El negro es el color que más delgada hace la figura, pero no siempre vamos a ir de negro, por lo que podemos irnos a marrones oscuros, verdes caqui, granates, y en general colores en esa gama. Nada de colores brillantes.
También los colores fríos son más agradecidos a la hora de disimular los kilos que los colores cálidos. Azules, verdes, ciertos violetas, etc. Son colores discretos que noes que adelgacen, sino más bien hace que pasen desapercibidos los cuerpos voluminosos. Los colores cálidos como los rojos, anaranjados, amarillos, etc. agrandan la figura un poco más.
Aún en el caso de que desees vestir con colores claros o brillantes, una buena manera de equilibrar y estilizar la figura es conjuntándolos bien: si la parte de arriba (camisa o chaqueta), se conjunta con la prenda de abajo (pantalón o falda) en el mismo color, tenderá a hacer un efecto de menor volumen que si son diferentes colores, ya que produce sensación de alargamiento (o continuidad del color). Cuando son colores diferentes, la sensación es la contraria.
Cuidado con los estampados. Los estampaados pequeños tienden a adelgazar, mientras que los grandes y vistosos son lo contrario. Engordan la figura en apariencia. Si el estampado que te gusta, trata de que sea sobre un fondo oscuro, ya que así, la vista se irá sobre los motivos y no sobre tu cuerpo haciendo efecto óptico de delgadez. Y puestos a elegir estampados, elige siempre las rayas verticales. Siempre están de moda, son bonitas y elegantes y adelgazan mucho y por supuesto evita siempre las rayas horizontales, porque siempre siempre hacen más ensanchan y acortan la figura.

El estilo y el corte de las prendas

Un vestido de corte recto a la altura de las rodillas (o un poquito por debajo de ellas) hace que las piernas se vean más largas y estilizadas. No olvides ponerte unos tacones altos. Eso te dará prestancia a la hora de caminar, te hará más alta y hará que cojas una mejor postura corporal.
Otro truco es el llevar un jersey largo, que vaya por debajo de las caderas. Si es posible, con unas hombreras pequeñas para producir la sensación de tener la cintura más estrecha.
También se puede obtener un resultado similar utilizando pantalones que queden sueltos con una túnica larga sobre ellos. Eso estrecha las caderas y afina la figura.
A la hora de escoger prendas, fijémonos que nos disimulen las áreas que no nos interesa resaltar. Si es el abdomen el que no queremos que se note, ya podemos ir olvidándonos de las prendas ajustadas y que marcan estómago y cintura. En vez de eso, elijamos prendas holgadas y que caigan rectas de forma vertical. Si lo que queremso disimular son unos muslos gruesos, deberíamos ponernos faldas evasé y en vez de minifaldas ajustadas, que nos hacen los muslos mucho más grandes.

Ropa interior

Cuando nos desvestimos, también podemos mejorar nuestra apariencia física y vernos más estilizados (tanto hombres como mujeres). Dejemos los tangas para el que pueda ponérselos. Es una prenda muy atractiva, pero puede resultar incómoda y poco prácticas. En vez de tangas, es mejor utilizar otro tipo de prendas que oculten o sujeten un poquito más la barriguita como unas bragas-fajas, o las cartucheras, como unas braguitas sin costura. Las hay de encaje muy sexy.
En cuánto a los pechos grandes, hay sujetadores reductores, o por el contrario quizás interese resaltar una de las cosas de la abundancia que sí está de moda. Lo que no estaría bien, es llevar un sujetador que se marque mucho, o que sea de una talla menor al que necesitamos. Aunque tengas que probarte todos los sujetadores de la tienda, compra el que te haga sentir más cómoda y que no te marque.

Maquillaje y complementos

Los complementos pueden alargar la figura también. Unos pendientes largos y bonitos hacen que la mirada se vaya a nuestro rostro. Un collar largo, bufandas, etc. hace vernos más delgados.
La apariencia de la piel también importa. Los tonos oscuros tienden a adelgazar y si jugamos con dos tonos, podemos hacer que nuestro rostro se afine. Podemos hace que las miradas no se desvíen hacia aquellas zonas que a nosotros no nos interesa, desviándolas hacia el rostro con lo cual como es lógico debemos esmerarnos en un buen maquillaje. Una buena base que parezca natural y que resalte los ojos y los labios. Suele dar muy buenos resultados.

[showads ad=center]
loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!