Sopa de zanahoria y coco

[showads ad=top]

Una rica receta de sopa de coco y zanahoria. Una opción diferente para nuestros primeros platos. El característico sabor del coco junto con un toque de jengibre y el color de la zanahoria. Os animamos a probarla.

 

Dificultad: fácil

Preparación:

 

Ingredientes para 4 personas

  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 0.75 litros de agua (3 vasos)
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado*
  • 1 patata mediana
  • 3 zanahorias grandes
  • 200 ml. de leche de coco (sirve en lata)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
[showads ad=center]

Preparación

Picamos la cebolla y los dientes de ajo. Calentamos, a fuego medio, un par de cucharadas de aceite de oliva en una olla. Sofreímos primero el ajo. Cuando esté dorado, bajamos la intensidad del fuego y añadimos la cebolla, para que se haga poco a poco.

Mientras, pelamos, lavamos y cortamos en trozos pequeños las zanahorias y la patata. Cuando la cebolla se haya rehogado suficiente y esté transparente, añadimos las zanahorias y la patata que hemos preparado.

Salpimentamos, agregamos una cucharadita generosa de jengibre rallado y removemos bien. Le podemos añadir entonces la leche de coco y el agua. Dejamos hervir durante unos 15 minutos, mientras removemos de vez en cuando.

Cuando la zanahoria y la patata estén tiernas apagamos el fuego. Ahora, para terminar la sopa de zanahoria y coco, con la batidora lo molemos todo al gusto. Hay quien no le agrada encontrar trocitos de verdura y a otras personas les encanta. Así que eso lo decidís vosotros. Los que busquen una textura aun más suave deberán usar el chino.

Comentarios a la receta

La función de la patata en esta sopa es darle espesor. Podemos añadir más si preferimos o incluso probar con un boniato para darle un sabor más dulce.

*El jengibre aporta un toque picante a la sopa que combina muy bien con la leche de coco. Si no tenemos jengibre, podemos añadir algún otro ingrediente picante. Ya sea en el sofrito con una guindilla cayena o de otro tipo. El sabor del jengibre fresco rallado no se puede comparar al jengibre en polvo, pero también es una alternativa si no disponemos de la raiz fresca.

A la hora de batir la sopa tened cuidado, pues si el recipiente está muy lleno y la sopa está caliente puede salpicaros y os quemaréis.

Original:

Forovegetariano

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!