10 Mitos alimenticios frecuentes

10 Mitos alimenticios frecuentes

20140621-140718.jpg

Si no hacemos una buena alimentación es como no hacerla. Para estar correctamente nutridos y controlar bien nuestra diabetes, quiero desde estas líneas corregir algunos fallos corrientes y que tan extendidos están.

1.) EL AGUA ENGORDA: El agua es el más sano de los elementos de nuestra alimentación. Es imprescindible. Podemos pasar más tiempo sin comer nada que sin ingerir líquidos. ES FALSO QUE EL AGUA ENGORDE, NI ANTES NI ENTRE NI DESPUÉS DE LAS COMIDAS. El agua no tiene calorías, da lo mismo cúando se beba y cúanto sea, ya que no engorda de ninguna manera. Os animo a beber agua siempre que tengáis sed, y como mínimo 1,5 litros al día. Por lo tanto el agua no engorda.

2.) LA FRUTA NO ENGORDA: Aunque insistamos en que comer fruta es buenísimo, no significa que no tenga calorías. Es mejor comer una manzana que un bollo, y aporta menos calorías, pero, como todos los alimentos, excepto el agua, tiene poder para engordar. Dependiendo de la fruta, es más calórica (plátano, dátiles, uvas) o menos (sandía, melón, fresas). CONSUMIDA EN CANTIDADES MODERADAS ES IDEAL EN CUALQUIER ALIMENTACIÓN, ASÍ COMO EN REGÍMENES DE ADELGAZAMIENTO.

3.) ABUSAR DE LAS PROTEÍNAS: Dado que su contenido en hidratos de carbono es casi nulo, pensamos que podemos tomar la cantidad de carne, pescado, etc. que queramos. Esto es erróneo, ya que cada gramo de proteínas aporta 4 calorías y por tanto, engordan, y porque un exceso de proteínas contribuye a un posible deterioro de la función renal. Es cierto que nuestra glucemia se altera poco o nada por las proteínas, pero sí puede alterarse el resto de nuestra alimentación así como perjudicar a nuestro organismo. EL 10-15% DEL TOTAL DE CALORÍAS DE NUESTRA DIETA DEBE PROVENIR DE LAS PROTEÍNAS.

4.) ABUSAR DE LAS GRASAS: El tipo de alimentación al que tendemos del estilo de comidas rápidas, comer fuera de casa, alimentos preparados, etc., hace que ingiramos un exceso de grasa en forma de fritos, rebozados, salsas y otras preparaciones. DEBEMOS TENER CUIDADO CON ELLAS Y HACER UN BALANCE AL CABO DEL DÍA. Así, al día siguiente nos moderaremos más y evitaremos cometer estos excesos. Lo mejor, la dieta mediterránea: frutas, verduras y aceite de oliva.
[showads ad=center]

5.) NO DESCONTAR DEL CONTENIDO CALÓRICO TOTAL LOS APERITIVOS Y PICOTEOS: Esas ricas tapas de boquerones, calamares, aceitunas, cacahuetes, etc., a las que tan aficionados somos, pueden hacer peligrar nuestra figura y nuestra diabetes. CONVIENE ELEGIRLAS CON POCAS CALORÍAS Y DESCONTARLAS DE LA COMIDA INMEDIATA, si es posible, en calorías, pero fundamentalmente en composición y cantidad: si tomamos un plato de mejillones y boquerones, el segundo plato de la comida será muy pequeño o no habrá. Por supuesto, razón de más si hemos tomado patatas bravas o arroz; tendremos que reducir los hidratos de carbono de la comida.

6.) EL CHOCOLATE, LOS BOLLOS Y LOS HELADOS SON BUENOS PARA LAS HIPOGLUCEMIAS: Son tan apetitosos que estamos esperando a tener una hipoglucemia para tomarnos un buen trozo de chocolate, esa napolitana del escaparate o, en el verano, el helado que se derrite en el puesto. Es cierto que tienen azúcar estos productos, lo que ocurre es que una hipoglucemia hay que solucionarla rápidamente, con azúcar, zumos o similares. El tipo de alimentos antes mencionados TIENEN, ADEMÁS DE AZÚCAR, GRASAS Y PROTEÍNAS QUE RETARDAN LA ABSORCIÓN DE AQUÉLLA, CON LO QUE LA HIPOGLUCEMIA TARDARÁ EN REMONTAR con el riesgo que esto supone; nos aportan además una buena dosis de calorías extra nada convenientes.

7.) LAS LEGUMBRES ESTÁN PROHIBIDAS PARA EL DIABÉTICO: Totalmente falso. Las legumbres son una excelente fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, que proporcionan fibra en cantidad nada desdeñable así como proteínas, vitaminas y minerales. ES UNO DE LOS ALIMENTOS MÁS COMPLETOS Y NECESARIOS. LA CANTIDAD QUE DEBEMOS TOMAR ES LIMITADA, y no es recomendable tomar un cocido con tocino, chorizo, morcilla,… ya que comemos una proporción exagerada de grasas de origen animal tan perniciosas. ¿Y lo bueno que está un potaje con garbanzos, bacalao y espinacas? ¿O unas lentejas con arroz?.

8.) EL PAN ENGORDA MUCHO: Como todo en esta vida, salvo el agua, engorda. Depende de la cantidad que se coma. El pan, como hidrato de carbono, aporta 4 calorías por gramo; por tanto seamos sensatos, y no engulliremos una barra de pan por comida. Otro problema de por qué engorda es con qué lo tomamos: con chorizo, salsas, mayonesas etcétera, todo de gran contenido graso y extracalórico. NO ECHEMOS TODA LA CULPA AL PAN, SEAMOS REALISTAS CON LO QUE COMEMOS Y LAS CANTIDADES.

9.) LA MIGA DE PAN ENGORDA MAS QUE LA CORTEZA: La corteza del pan está deshidratada en comparación con la miga. Dejamos la miga para no engordar; pues resulta que a IGUALDAD DE PESO ENTRE CORTEZA Y MIGA, TIENE MÁS CALORÍAS LA CORTEZA. Tomémonos nuestra rebanada de pan entera y no las separemos. Igualmente, tiene más cantidad de hidratos de carbono.

10.) EL PAN INTEGRAL NO ENGORDA: Estamos hartos de oír que es mejor tomar pan integral (y otros productos integrales, como el arroz y pastas integrales). Pero no porque no engorde, sino por su alto contenido en fibra, beneficiosa para lograr un buen ritmo intestinal, evitar el estreñimiento, retrasar la absorción de los alimentos, y prevenir el cáncer de colon. TIENE LAS MISMAS CALORÍAS QUE EL PAN O LOS PRODUCTOS NO INTEGRALES A IGUALDAD DE CANTIDAD Y PESO.

Fuentes:
http://www.alimentacion-sana.org/

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!