¿Te atreverías a cruzar esta zona de pánico para saber qué hay más allá? (VIDEO)

¿Te atreverías a cruzar esta zona de pánico para saber qué hay más allá? (VIDEO)

[showads ad=top]

20140527-111746.jpg

Salir de nuestra zona de confort nos pone física y mentalmente en tensión frente a situaciones desagradables que preferiríamos no tener que afrontar por uno u otro motivo. El primer impulso instintivo es el de resistirse en lugar de hacer una adaptación al cambio que puede ser para mejor y resultar una experiencia enriquecedora.

Zona de confort:

Como se menciona en el video que hoy os mostramos, la forma de conseguir tu meta es soñar con lo que quieres, ponerle fecha de caducidad a tu sueño y luego trabajar para alcanzarlo. Nuestra zona de confort es aquella en la que las cosas nos resultan conocidas y cómodas, donde estamos acostumbrados a vivir.

Tu zona de confort la comprenden muchos factores. Entre ellos destacan tus hábitos, tus rutinas, tus conocimientos, tus habilidades, tus actitudes y tus comportamientos. Es todo aquello conocido para ti y a lo que estás acostumbrado.

Pero cuidado, es un concepto más complejo del que podemos llegar a intuir. Por ejemplo, el atasco diario para ir al trabajo, ¿sería “zona de confort”?. Muchos de vosotros habréis pensado que no. No es nada “cómodo” estar en un atasco protestando por la mala planificación urbanística. Pero sí lo es. Estar en la zona de confort no significa estar “bien”, significa estar “acomodado” más que cómodo.

Y es importante distinguir estas dos palabras, ya que en muchas ocasiones se olvida especificar este matiz tan importante. ¿Qué sería salir de la “zona de confort” en este ejemplo? Buscar caminos alternativos o usar el transporte público, organizar una plataforma de mejora de la planificación urbanística, realizar acciones específicas de activismo urbano para sensibilizar sobre el problema…

[showads ad=center]

Zona de aprendizaje:

A continuación de tu zona de confort se encuentra la zona de aprendizaje, donde sales a ampliar tu visión del mundo, y esto se consigue conociendo nuevas personas, aprendiendo nuevas habilidades, viajando a nuevos países y conociendo nuevas culturas, modificando hábitos, etc.

Hay dos grandes grupos de personas (y muchos matices intermedios): las que realmente disfrutan en esta zona de aprendizaje y quienes no se sienten nada a gusto e intentan volver y permanecer en su zona de confort. Mirando a vuestro alrededor, ¿podríais señalar cuáles de vuestros amigos son de un grupo u otro? ¿Y tú?

Zona de pánico vs Zona mágica:

¿Cuántas veces has pensado o te han dicho “¿y si te sale mal?”. Esta es esa zona de pánico. La zona desconocida a la que poca gente se aventura porque se desconoce lo que hay en ella. La zona donde la gente no entra por miedo al fracaso o al qué dirán.

Uno de los motivos por los cuales no se suele salir de la zona de confort es por el miedo a no poder volver a ella, lo cual no es cierto ya que tu zona de confort siempre permanece ahí, de hecho, puedes incluso aumentarla. Por eso, lo que realmente ocurre es que, al salir, se extiende tu zona de confort y aprendizaje. No se trata de un cambio en el que pierdes lo que ya tenías, sino que es un proceso de desarrollo personal en el cual añades conocimientos, habilidades, experiencias, etc.

Para poder progresar tu motivación debe vencer a tus miedos. Miedo al que dirán, miedo a fallar y miedo al ridículo o vergüenza. Cuando seas capaz de modificar tus miedos crecerá tu autoestima, necesaria para una nueva visión de la realidad. ¿Qué es lo que te motiva?. Pues lucha por ello.

Del mismo modo que la adaptación al cambio resulta natural, también lo es el miedo al cambio. El motivo de que los cambios tiendan más a tener resistencia que predisposición a ellos, es que los cambios nos conducen hacia algo desconocido que no sabemos a ciencia cierta si es mejor o peor que lo actual. Es el miedo a lo desconocido lo que nos impide avanzar. Podría, por tanto, confundirse con ser “cauto”, pero no siempre es así. No se trata de renunciar a algo que ya tenemos, se trata de ampliarlo.

El camino no es fácil. Al salir de tu zona de confort tendrás que luchar. Al principio te sentirás vulnerable y débil ante esa nueva situación, pensarás que es muy arriesgado. Es normal que te sientas así. Pero esto significa que estás aprendiendo y avanzando.

En resumen:

Fuera de tu zona de confort hay un mundo lleno de posibilidades donde se encuentran tus sueños. Descubre tu motivación y sal de esa zona de confort. Si te quedas en ella, nunca llegará lo que deseas. Ten paciencia, planifica y prepara tu estrategia, sé perseverante, positivo y, sobre todo, cree en ti.

Los más visionarios, optimistas y aquellos que han conseguido alcanzar el éxito y sus sueños llaman a ésta la zona mágica, la cual desconoces porque todavía no has estado allí. Ésta es la zona en la que te pueden ocurrir cosas increíbles. Y

RECUERDA: el optimismo y la felicidad, pueden ser contagiosos ; )

Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo, siguenos en la comunidad de facebook PINCHA AQUI: ECOnsumo, somos mas de 50,000 , unete, te esperamos!

SI TE INTERESA LA ALIMENTACION PREVENTIVA DE ENFERMEDADES ESTA ES TU TIENDA ECOLOGICA

aaaaa

Fuentes:
http://muhimu.es/inspiracional/te-atreves/
Por María Hidalgo

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!