Parte 12 – Actitud de gratitud

Sánate a ti mismo en 14 días escuchando los síntomas de tu cuerpo

20140622-163555.jpg

Parte 12 – Actitud de gratitud

Hay un efecto curativo que es iniciado en tu cuerpo cuando expresas gratitud hacia las personas o cosas fuera de ti. Algunos de estos efectos pueden ser medidos bioquímicamente, mientras que otros aspectos van más allá de la medición científica. Pero la conclusión es irrefutable: Expresando gratitud se inicia un poderoso efecto curativo en tu propia mente y cuerpo.

Qué tienes para estar feliz

Llegar a esta gratitud no siempre es fácil. Ser capaz de expresar gratitud genuinamente requiere que cambies tu foco lejos de las cosas que son negativas y hacia esas cosas por las que te sientes agradecido. Y como ya sabes, es muy fácil olvidar ser agradecido por todas las cosas maravillosas que experimentamos a diario.

Muchos de nosotros viviendo en la sociedad occidental tendemos a centrarnos en lo que no tenemos. Pensamos que no tenemos suficiente dinero, no tenemos suficiente tiempo, no tenemos la pareja que buscamos y así sucesivamente. Y en ese ejercicio – que puede dominar nuestro pensamiento día a día si no tenemos cuidado – tendemos a ignorar esas cosas maravillosas que tenemos. Así que cuanto más podamos dar un paso atrás y examinar lo que es valioso para nosotros, más nos podremos centrar en la gratitud y más podremos acelerar nuestra propia sanación interior como resultado.

Aquí hay una lista de algunas de las cosas por las que puedes encontrar un montón de gratitud:

• Tu salud. Aunque no es perfecta, puedes ser agradecido por la salud que tienes.
• Tu familia.
• Tus libertades (libertad de expresión, etc)
• Tu inteligencia y conciencia.
• Tus recuerdos! (La vida sin recuerdos sería extraña…)
• El sol y la naturaleza – el aire libre.
• Alimentos y semillas, algunos de los muchos regalos de la Madre Naturaleza.
• Tu trabajo, negocio o profesión que proporciona los ingresos que necesitas.
• Tu curiosidad y deseo de aprender cosas nuevas.
• Un despertar espiritual, o realización o filosofía que sigas.
• Tus mascotas/animales de compañia.

De hecho, si lo piensas, es probable que haya una gran cantidad de cosas por las que puedes sentir mucha gratitud – las plantas pequeñas en la ventana, el conocimiento sobre salud que has acumulado leyendo, e incluso el hecho de que el sol saldrá mañana.

Tómate unos minutos y piensa por lo que estás agradecido. Puede que incluso quieras tomarte unos minutos para escribir algunas notas.

Deja de lado tan solo 60 segundos al día

Con tu lista de esas cosas por la que estás agradecido, me gustaría invitarte a dejar de lado un minuto por día (o más, si así lo deseas) para revisar esa lista, para verbalizar tu gratitud y tomar realmente en tu agradecimiento esas cosas que tienes. Decir en voz alta: “Estoy agradecido por el jardín en mi patio trasero y la oportunidad de hacer crecer una pequeña parte de mi propia comida”, por ejemplo.

En tan sólo 60 segundos por día, si se practica a diario, vas a crear una actitud de gratitud que iluminará tu humor y elevará tu experiencia del día a día de la vida, ya que te permite reorientar tu atención en aquellas cosas que aprecias en lugar de las cosas que puede que desprecies.

Y esto, como ya he insinuado antes, dará lugar a un efecto de curación fisiológica y bioquímica real dentro de tu propio cuerpo.

Cómo la gratitud se convierte en auto-sanación

Cada tipo de energía que expresas a otra persona se refleja en tu propia experiencia interna. Así que si expresas odio hacia otra persona u objeto, hay un elemento de esa energía que se expresa también internamente en ese momento. Odiar a alguien es someterte a un reflejo de ese propio odio, en otras palabras.
[showads ad=center]

Al mismo tiempo, amar a otra cosa – o expresar agradecimiento hacia ella – provoca un reflejo de esa energía positiva que sentirás dentro de ti, también. Así que el mero hecho de expresar gratitud es una forma de auto-sanación.

Como una persona que ha escrito historias positivas y negativas durante muchos años, soy muy consciente de esta dinámica. Cuando escribo historias negativas para NaturalNews (cuentos críticos), la energía que se refleja de vuelta suele ser negativa, sobre todo de las partes criticadas. Pero cuando escribo historias positivas, la energía que se refleja de nuevo a mí es muy positiva.

Podrías preguntarte entonces por qué todavía escribo algunas historias negativas. La respuesta es que de vez en cuando hay algunas injusticias que son tan extremas que siento la necesidad de exponerlos públicamente a pesar de que pago un precio personal en términos de energía negativa reflejada. De hecho, cuando hay una oportunidad de escribir una historia positiva o hacer una crítica positiva de un producto, siento gran gratitud simplemente por la oportunidad de hacer eso. Y eso me hace sentir bien también. Así que estoy practicando la misma dinámica de gratitud que estoy describiendo aquí en este artículo.

Lo interesante de todo esto es algo que los budistas te dirán: En términos de auto-sanación, no importa hacia lo que expresas gratitud – el feedback positivos y los efectos en tu propia curación aún están presentes. Puedes encontrar una roca en un camino de tierra y expresar gratitud hacia la roca y todavía recibirías un beneficio medible de ella.

Puedes, de hecho, expresar gratitud hacia cualquier cosa o cualquier persona en el mundo – incluso si esa gratitud no se justifica necesariamente – y aún así experimentar los beneficios de la gratitud en tu propia curación mental y física. Esto funciona incluso si expresas gratitud hacia conceptos más amplios como “vida” o “Dios” o “el universo”.

La ira no puede coexistir con la gratitud

La ira es una emoción muy destructiva, ya que causa estrés, agotamiento adrenal y tensión en todo el cuerpo. Pero puedes aprender a reemplazar la ira (u otras emociones negativas) con gratitud, y la ira no puede coexistir con la gratitud.

De esta manera, la gratitud puede empezar a empujar hacia fuera otras emociones negativas que podrías estar experimentando. Esto no significa que tengas que correr a ciegas agradecido por todo sin discernir tiempos en que la crítica o la ira pueden ser llamados, pero mientras más gratitud puedas encontrar en las cosas cotidianas, más vas a activar y apoyar el proceso de sanación interior de tu cuerpo.

Así que empieza hoy y redescubre esas cosas por la que sientes gratitud. Expresa esa gratitud en silencio o en forma verbal y disfruta de la experiencia de esa energía positiva que se refleja de vuelta en ti.

Artículos anteriores en esta serie de Sánate en 15 días

Parte 1 – Remueve las barreras para sanar

Parte 2 – Desata tu potencial de sanación innato

Parte 3 – Eres lo que absorbes

Parte 4 – Transforma tu salud creando nueva sangre

Parte 5 – Experimenta el potencial sanador de jugos de plantas vivas

Parte 6 – Ayuna por 24 horas

Parte 7 – Rechaza la multitud

Parte 8 – Deja de crear enfermedad

Parte 9 – Corrige tu déficit de naturaleza

Parte 10 – Limpia la exposición de tu piel

Parte 11 – Come más

Parte 12 – Actitud de gratitud

Parte 13 – La gente que te rodea

Parte 14– Alegría de ejercitar en la naturaleza

 

Fuentes:
http://www.naturalnews.com/

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!