LA LUNA Y SU INFLUENCIA Y FASES

FASES DE LA LUNA.

20140412-013758.jpg

Primer Cuarto o Luna nueva:
Etapa de germinación, comienzo, inicio; representa el emerger.

Segundo Cuarto o Cuarto Creciente:
Etapa de crecimiento, desarrollo, incremento, desenvolvimiento y progreso.

20140412-013649.jpg

Tercer Cuarto o Luna Llena:
Etapa de maduración, culminación y recolección.

Cuarto Cuarto o Cuarto Menguante:
Etapa de Finalización, desintegración, reorganización, exterminación, limpieza, reflexión y descanso.

En Luna Nueva se aconseja eliminar las malas hierbas, se quitan las hojas marchitas, y no se riegan las plantas de interior. Además, conviene abonar y arar el suelo. Es también una fase óptima para la siembra de césped, si se acompaña de tiempo lluvioso.

En Cuarto Creciente se incrementa cada día la luz reflejada. La fuerza vital o el vigor de las plantas aumenta con la luz lunar. En esta fase las plantas poseen más resistencia frente a las plagas y enfermedades. El peso de los granos de los cereales será mayor pero se conservarán peor. La alfalfa se corta y se almacena. Las operaciones en árboles frutales provocan un mayor desarrollo vegetativo, pero la producción frutal será menor.

Los árboles de hoja caduca que se van a usar como leña se talan en Cuarto Creciente porque la madera está más seca. El aumento de la luz lunar facilita la germinación de las semillas. Las semillas y las plántulas afectadas por la luz de la Luna en la primera etapa de su vida, brotan con rapidez desarrollando una mayor cantidad de hojas y flores. La radiación lunar favorece la cicatrización de tejidos y órganos y ayuda a eliminar células muertas.

Cuarto Menguante es la mejor fase para realizar trasplantes y acabar con los insectos y las malas hierbas. De Luna Llena a Luna Nueva desciende cada día la luz que refleja. La fuerza vital de las plantas decae con la luz lunar decreciente.

Para retrasar el desarrollo vegetativo y favorecer una mayor cantidad de frutos las tareas se hacen en Luna Llena o Cuarto Menguante. Si son frutales de rendimiento a largo plazo interesa estimular el inicio de la producción por lo que es mejor plantar y podar en Menguante. Esta es la mejor fase para obtener y aplicar injertos dado que el crecimiento es escaso, las yemas detienen su desarrollo y se favorece la unión del injerto. En Menguante se lleva a cabo la vendimia: el vino resultante es mejor y más duradero. La uva de mesa es más dulce.

La Luna Llena es propicia para la recolección. Es buen momento para regar y transplantar las plantas de interior. También se hacen las labores en el terreno para obtener un suelo mullido, suelto y que retenga el agua.

Las aceitunas recogidas en Luna Llena dan mejor aceite. También en Luna Llena se corta el heno y la alfalfa para consumo animal, dado que tiene más nutrientes. Se recolectan los tomates para conserva. Si el suelo es fértil y con suficiente agua, la mejor siembra será la los últimos días del cuarto menguante, fomentando así la fructificación. Con Luna Llena y en invierno se plantan las lechugas.

La madera sana y resistente se obtiene talando árboles caducos en Luna Llena. Se talan almendros, nogales y se podan las encinas. El trigo molido en Luna Llena da una harina óptima para su conservación. —

EN EL SER HUMANO:

20140412-014216.jpg

– En la salud la luna nueva renueva las energías físicas, es ideal para abandonar viejos hábitos, eliminar toxinas, ponerse a dieta, etc.

En luna creciente se exterioriza más fácilmente y nuestro cuerpo saca partido al máximo de aquello que recibe para su desarrollo. Si se tiene tendencia a engordar hay que estar alerta esos días. También es buena luna para aprender nuevas cosas o iniciar nuevos proyectos.

En luna llena la energía física está en su punto más alto así como la excitación y la euforia. Con la iluminación de la noche por parte de la luna completa se favorece el estado de vigilia y es fácil esos día tener insomnio. El exceso de agitación provocado por la luna llena es preferible encauzarlo hacia trabajos creativos o act ividades físicas, siendo un buen momento para iniciar nuevos proyectos.

En luna menguante se favorece la interiorización, la reflexión y la espiritualidad y es un buen periodo para la desintoxicación de algún órgano del cuerpo.

COMPARTE SI TE GUSTÓ
SI QUIERES RECIBIR NUESTRAS ACTUALIZACIONES A DIARIO EN TU FACEBOOK, NO PERDERTE NINGUNA ACTUALIZACION Y SER MIEMBRO DE LA TRIBU INTERNACIONAL DE LOGICA ECOLOGICA BUSCANOS POR ECOnsumo O SUSCRIBETE
¡[email protected]¡
www.econsumo.es

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!