¿Es grave o no?: aprende a diferenciar sintomas

1)¿Gota o cáncer de huesos?

20140326-165034.jpg

Hinchazón, dolor y dificultad para mover la zona son los síntomas habituales de la acumulación de ácido úrico en el dedo pulgar del pie. Y justamente también se manifiesta así un tumor óseo, benigno o maligno. ¿Cómo diferenciarlos? Si el problema es más serio, como un cáncer, es muy probable que también haya décimas de fiebre, sudoración y escalofríos nocturnos y pérdida llamativa de peso. Esto último es poco probable con el aumento de ácido úrico (o gota), que suele ocurrir por la ingesta excesiva de alimentos ricos en purinas (proteínas).

2)¿Acidez o infarto?

20140326-165011.jpg
Años atrás se relacionaba siempre el infarto con dolor en el pecho, pero la experiencia ha demostrado que ese síntoma no siempre se produce. En algunos casos ­–­sobre todo en las mujeres– aparece ardor estomacal similar a una acidez o a un reflujo gastroesofágico (la comida asciende del estómago). Para distinguirlos en un primer momento, hay que estar atenta a otras señales: en el caso de que sea un ataque al corazón o una angina de pecho también suele haber mareo, sudoración abundante y repentina, la piel está fría y hay dificultad para respirar, además de que el dolor se calma con el reposo (justo al contrario que la acidez, que es más molesta cuando la persona permanece tumbada).

3)¿Estreñimiento o cistitis?

20140326-164958.jpg
Un dolor intenso en la parte baja del abdomen –que a veces se irradia a la espalda– puede ser indicio de que existe una infección urinaria; pero esos mismos síntomas aparecen cuando han pasado varios días sin evacuar. En este último caso pudiera deberse a lo que los médicos denominan “impactación fecal”, es decir un endurecimiento de los materiales de desecho que, justamente por eso, no puede expulsarse. Si las molestias aumentan con la micción o si la orina se expulsa con un tono rosado (presencia de sangre) es muy probable que se trate de una cistitis. Si, por el contrario, al dolor en el abdomen le acompaña dolor en el recto y ganas de ir al baño (sin conseguirlo), pudiera tratarse de estreñimiento.

4)¿Depresión o Parkinson?

20140326-164943.jpg
Se ha comprobado que muchos pacientes con Parkinson todavía no diagnosticado sufren –en esas primeras etapas de la enfermedad– un bajón anímico. Sin embargo, en muchas otras ocasiones ambos trastornos no tienen relación. Una de los indicios más curiosos de las personas con Parkinson es que pasan a caminar dando pasos muy cortos y rápidos (para mantener el equilibrio).

Sin embargo, antes de que esto ocurra y de que aparezca el temblor que caracteriza el trastorno, también se notan dolores más o menos continuos en las articulaciones. Otro de los datos curiosos es que, unos años antes de que se manifieste claramente, se pierde el olfato, se mantiene la mirada excesivamente fija, la voz sale débil y se nota una falta de expresividad en el rostro. Y no suele haber una tendencia al llanto, algo que sí ocurre en la depresión.

5)¿Nervios o cáncer de estómago?

20140326-164925.jpg
ñ
Cuando estamos nerviosos nuestra relación con la comida cambia: puede ocurrir que nuestro estómago no se llene nunca; o que, por el contrario, nos sintamos satisfechos nada más sentarnos a la mesa. Esto último también ocurre si se ha generado un tumor estomacal pero en este caso también aparecerían otros síntomas “sospechosos”, como febrícula, un posible bulto, masa o nódulo y probablemente ganglios inflamados (el término médico que lo define es “adenopatía”).

6)¿Hongos o psoriasis en las uñas?

20140326-164911.jpg

La uña que sufre psoriasis ungueal se vuelve amarilla… y la uña con hongos también. Entonces, ¿cómo diferenciar estos trastornos? Para confirmar que se trata de una u otra cosa el especialista deberá hacer un cultivo (que confirmará o no la presencia de una infección por hongos) pero una primera distinción la puede hacer el dato siguiente: en la uña con psoriasis aparecen unos puntos o huecos, como si se tratara de un dedal; la lesión por hongos es más “uniforme” y levanta y separa más la uña del dedo.

7)¿Dolor de cabeza o ictus?

20140326-164858.jpg
Existe varios tipos de dolor de cabeza –como la migraña hemipléjica, cuyo dolor se concentra en una mitad de la cabeza y aparece de forma brusca– que puede confundirse con un infarto cerebral o una hemorragia cerebral (ictus). Sin embargo, en la mayoría de casos la persona que está sufriendo un ictus notará hormigueo y dificultad de movimiento en un lado del cuerpo, ceguera parcial momentánea (solo se ve la mitad de las figuras y paisajes, como si una media circunferencia tapara la otra parte) y dificultad para articular palabras, incluso su propio nombre, o para tragar.

8)¿Dolor de ovarios o apendicitis?

20140326-164845.jpg
Otro dolor en el bajo vientre muy frecuente corresponde a las molestias generadas por los ovarios en determinados días del mes (por lo general durante la ovulación), o también cuando se produce un trastorno conocido como torsión de ovarios. En estos casos, puede aparecer la duda de si es o no apendicitis. Si se trata de una inflamación del apéndice, es muy habitual que el dolor se genere alrededor del ombligo y que vaya desplazándose, con el paso de las horas, hacia la zona derecha (un poco por encima de la ingle, en lo que se conoce como fosa ilíaca derecha). Antes de ir al médico se pueden realizar (con cautela) algunas pruebas: se presiona ligeramente el lado inferior izquierdo del abdomen y se siente un dolor fuerte en el lado contrario (el derecho); se presiona el abdomen y el dolor aparece cuando se retiran las manos. Si estas pruebas son positivas pudiera tratase de apendicitis y no hay que demorar la consulta al especialista.

9)¿Hinchazón normal o por enfermedad?

20140326-164833.jpg
Muchas dolencias de cierta gravedad, como problemas de riñones o de corazón, se manifiestan con una retención importante de líquido. Y ésta también la sufren multitud de mujeres a diario, aunque no padezcan ningún trastorno serio. Una de las grandes diferencias entre ambas situaciones es que la hinchazón o edema sin mayor trascendencia suele darse a última hora de la tarde (después de haber permanecido mucho tiempo de pie o sentada) y, en cambio, cuando es señal de una enfermedad seria “no tiene horario” y suele estar presente durante todo el día.

10)¿Alergia al sol o lupus eritematoso sistémico?

20140326-164820.jpg
Es frecuente confundir estas dos alteraciones, incluso en la consulta médica. Cuando se trata de una alergia o urticaria solar, los habones (lesiones) aparecen –poco después de recibir los rayos solares– de forma súbita e inesperada y muchas veces en zonas que no suelen exponerse al sol. Las lesiones externas del lupus –ya que también puede afectar a órganos internos– aparecen muchas veces en codos y rodillas (aunque pueden cubrir otras áreas), tienen un tono violáceo (en el caso de alergia al sol son más rojizas) y van acompañadas de malestar general, dolores musculares, pérdida de peso, fiebre y un gran cansancio. En todo caso, es preciso hacer una analítica específica para confirmar la existencia de lupus.

COMPARTE SI TE GUSTÓ
SI QUIERES RECIBIR NUESTRAS ACTUALIZACIONES A DIARIO EN TU FACEBOOK, NO PERDERTE NINGUNA ACTUALIZACION Y SER MIEMBRO DE LA TRIBU INTERNACIONAL DE LOGICA ECOLOGICA BUSCANOS POR ECOnsumo O SUSCRIBETE
¡[email protected]¡
www.econsumo.es

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!