El crudismo, una opcion muy valida

El crudismo o alimentación crudista es la práctica de consumir alimentos sin cocinar y no procesados

20130320-005004.jpg

¿Alguna vez has oído hablar de la ‘dieta cruda’? El crudismo o alimentación crudista es la práctica de consumir alimentos sin cocinar, no procesados y a menudo orgánicos. Así, las dietas crudistas pueden incluir una selección de frutas crudas, frutos secos, semillas, huevos, productos lácteos no pasteurizados o no homogeneizados (como leche fresca, queso fresco y yogurt fresco) y, en ocasiones, carne y pescado.

Los crudistas consideran que cocinar con una temperatura que sobrepasa los 40-49 grados centígrados degrada los alimentos, lo que descarta toda la comida procesada, el azúcar, el alcohol y la cafeína. Además, cocinar la comida puede liberar agentes carcinógenos y radicales que provocan problemas de salud. Por eso, subrayan la necesidad de comer comida sin procesar y defienden los beneficios de este tipo de dieta:

-Los alimentos crudos contienen enzimas digestivas que ayudan a la digestión. Consumir alimentos sin enzimas provoca una digestión difícil, lo que puede llevar a una toxicidad en el cuerpo y a un exceso de consumo de productos alimenticios, obesidad y enfermedades crónicas.

-Los alimentos crudos contienen bacterias y otros microorganismos que ayudan al sistema inmunitario y pueblan el tracto digestivo con flora intestinal.

-Estos alimentos tienen un contenido nutricional mayor que los alimentos cocinados, por lo que ayudan a perder peso y combaten enfermedades como la artritis reumatoide y la fibromialgia.

-Algunos productos crudos como las frutas y las hortalizas son ricos en antioxidantes y, por tanto, ayudan a retrasar los signos del envejecimiento.

Fuerza de voluntad

Una dieta cruda contiene niveles extremadamente bajos de grasa saturada, colesterol y sodio, y es muy rica en fibra, vitaminas y otros nutrientes importantes como el beta-caroteno. Además, según los crudistas este tipo de dieta reduce la ansiedad, aumenta la felicidad y fomenta los vínculos con la naturaleza y nuestro planeta.

Por todo ello -y más teniendo en cuenta que algunos nutricionistas afirman que el crudismo no es más sano que una dieta normal equilibrada-, decantarse por este tipo de alimentación tiene mucho que ver con una opción sobre nuestro estilo de vida (no se trata, por tanto, de un plan temporal para adelgazar). La dieta crudista es muy extremista en muchos aspectos, y requiere de conocimientos sobre nutrición, mucha fuerza de voluntad y un planning detallado para paliar las posibles carencias. Por eso, hay que estar muy bien informado antes de tomar una decisión. Ser crudista es una opción tan válida como cualquier otra… Sobretodo y bajo mi punto de vista es una forma de alimentarnos saludable, etica y mucho mas logica, ya que es menos agresiva para nuestro organismo y muy amplia ( aunque para ello hay que estar informado). Proximamente escribiremos recetas y muchos consejos sobre este tipo de alimentacion que ya se considera como la alimentacion de el Futuro.

20130320-005051.jpg

Fuentes:
http://vamosacorrer.elcorreo.com/

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!