LA RESPIRACIÓN EN EL QIGONG

 

20130225-133919.jpg

Los chinos de la antigüedad describieron con el nombre de Qi (Chi) a la energía original que desencadenó la creación. Observaron que esa energía original no solo había hecho surgir de la nada el cielo, la tierra, los astros y el firmamento, sino también había producido la circunstancias adecuadas para que la vida se instaurara en nuestro planeta. El Qi estaba en todas partes, formaba parte de la naturaleza, alimentándola y alimentándose de ella. De la misma forma que ocurría con la naturaleza, el Qi también “animaba” al ser humano. Las mismas fuerzas que actuaban en el exterior, también actuaban en el interior de organismo. Los hombres de la antigüedad también observaron que ese Qi creador de vida no era un ente fijo, inamovible, sino que fluctuaba a través del organismo. Entraba, permanecía y salía. Tampoco era algo visible, ni sólido, sino una sustancia incorpórea, dúctil, maleable, que se desplazaba y acumulaba. Era tan sutil que se podía dirigir mediante la voluntad, el movimiento corporal o la respiración. Entonces empezaron a experimentar con esa energía, desarrollando movimientos para desplazarla de una manera determinada, concentrándola e incrementándola para fortalecer el cuerpo, dirigiéndola hacia donde había una deficiencia, dispersándola donde había una acumulación excesiva, ayudándose con la respiración y una determinada actitud. Estos movimientos fueron denominados “ejercicios energéticos” (Qigong).

20130225-134025.jpg

Es importante distinguir tres tipos de respiración:

1)RESPIRACIÓN NATURAL

Cuando el practicante recibe este tipo de indicación significa:

• No actuar sobre la respiración.
• Permitir al aliento ajustarse de forma natural, tanto en la quietud como en las diferentes intensidades de los movimientos.
• Observar el proceso y relajarse.

2)RESPIRACIÓN ABDOMINAL O BUDISTA

Cuando el practicante recibe esta indicación, coloca la lengua en el paladar y se concentra en:

• Actuar con suavidad sobre la respiración, sin forzarla.
• Considerar al abdomen como una esfera que se hincha en todas las direcciones del espacio.
• En la inspiración el diafragma torácico se contrae y desciende, y el perineo se relaja.
• En la espiración el diafragma torácico se relaja y asciende, y el perineo se contrae ligera y brevemente cuando los pulmones están casi vacíos.
• Los efectos de este tipo de respiración son relajantes, distienden los tejidos y ayuda a que el qi y la sangre puedan nutrir las células profundamente.

3)RESPIRACIÓN ABDOMINAL INVERTIDA O TAOÍSTA

En este caso, la respiración lleva una intención determinada. Es muy importante que la lengua esté tocando el paladar.

aceverdura.com

• El practicante actúa sobre la respiración con especial precaución para no forzarla.
• La idea esta vez es comprimir el balón para propulsar el qi por la columna vertebral hacia la parte alta del cuerpo. La energía será distribuída después de forma natural hacia las extremidades.
• En la inspiración el diafragma torácico se contrae y desciende, y el perineo se contrae ligeramente y asciende. Durante la inspiración, el aliento va hacia la parte trasera de la espalda, hacia Mingmen, abre la zona y propulsa la energía por la columna vertebral.
• En la espiración los diafragmas torácico y pélvico se relajan.
• Los efectos de este tipo de respiración son tonificantes, crea presión, hace ascender la energía y la bombea por todo el cuerpo.

20130225-134130.jpg

¿Cual es la frecuencia ideal de la práctica?

– Para mantener los canales abiertos y el cuerpo tonificado la práctica debería ser diaria. No es necesario emplear mucho tiempo en ella. Un mínimo de 20-30 minutos es suficiente. Los chinos dicen que es mejor una pequeña práctica continuada que una gran práctica de vez en cuando. Aún así, en la sociedad en que vivimos a veces no podemos dedicar mucho tiempo a nuestro cuerpo, por lo que tenemos que adaptar la práctica a las circunstancias. Dos o tres veces por semana es mejor que nada. La hora del día tampoco es importante, aunque se aconseja que si se puede, se practique a la misma hora.

¿Alguna consideración final.

– El Qigong guarda un gran secreto, que a veces, por su excesiva sencillez o simpleza, es desvalorizado o no se le da la importancia que en verdad tiene. Este secreto es: la perseverancia. En nuestra sociedad actual, llena de prisas y productos de consumo rápido, esta palabra se empieza a perder su significado. Sin embargo, sólo aquellos que logran comprenderlo e integrarlo en su estilo de vida podrán llegar a realizar logros extraordinarios. Aunque en este caso me estoy refiriendo al Qigong, creo que todas disciplinas energéticas, terapéuticas o deportivas tienen este mismo secreto.
Espero que algún día podamos encontrarnos todos al final de este camino con los objetivos alcanzados.

Fuentes:
http://shivathai.net/

Check Also

5 ERRORES QUE DEBES EVITAR EN TUS RELACIONES SOCIALES

No todas las relaciones son iguales, pero sí que hay que seguir una serie de …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!