Diccionario de las Mancias ( poder mental adivinatorio)

Diccionario de las Mancias… A que no te podias imaginar la lista tan extensa de practicas adivinatorias?. Sigue leyendo y alucina

Camarada, apuesto a que te va a gustar este post 😉
Como mínimo es diferente…

[showads ad=top]

AEROMANCIA: Arte de adivinar por medio de los fenómenos atmosféricos, se practicaba de diferente maneras, una forma se reduce a la observación de los meteoros, de los truenos, rayos, etc, otra a la aparición de los espectros que se veían o se creían ver en el aire, otras de la visión de los aspectos favorables o desfavorables de los planetas.

ALECTROMANCIA: Adivinación por medio de un Gallo, se hacía un circulo en el suelo, y se dividía en casillas, en cada una de las casillas se escribía una letra del alfabeto y se colocaba encima de cada casilla un grano de trigo, acabado de hacer esto se ponía al Gallo en el circulo y se observaba secuencialmente las letras de las casillas que el gallo se iba comiendo, y con esas letras se formaba una palabra, de la que luego se deducían los pronósticos. Las variaciones modernas basadas en este principio son el tablero de la ouija, y el vaso boca abajo, la ruleta, en la que se le atribuye un valor numérico a las letras del alfabeto, o cualquier otro elemento circular con el alfabeto que pueda hacerse girar.

ALEUROMANCIA: Adivinación que se practicaba a través de la harina, mézclese cedulillas arrolladas en un montón de harina, removiéndolas 9 veces de una parte a otra: repartan enseguida la masa a los diferentes curiosos y cada uno debe razonar o soñar según la cedulilla que le había tocado en suerte.

ALOMANCIA: data de la época en que la sal era una sustancia preciosa y se ofrecía en sacrificio a los dioses paganos. Esto llevó a la práctica de verter sal en un fuego para leer las formas del consiguiente humo. Esto se ha modificado en épocas modernas y ahora se practica vertiendo una cucharada de sal sobre una superficie plana e interpretando después las formas que ha formado al azar.

AMNIOMANCIA: Especie de Adivinación que se hacía por medio de la membrana con que algunas veces se hallaba envuelta la cabeza del niño al nacer, las matronas predecían la futura suerte del recién nacido con la inspección de esta toca, se anuncia feliz destino si es de color plomo.

Los abogados compraban antiguamente a un alto precio estas membranas, porque se decía que con ellas tendrían sus causas ganadas, en que el éxito estaba asegurado, de donde deriva un proverbio: “Nació vestido”, y se aplica a un hombre que todo le sale bien en la vida.

ANTROPOMANCIA: Adivinación por medio de la inspección de las entrañas humanas, está horrible practica era ya conocida mucho tiempo antes de Homero, refiere Herodoto, que detenido Menelao por vientos contrarios en Egipto sacrifico a su bárbara curiosidad, dos niños del país y buscó en sus palpitantes entrañas la aclaración de su destino.

[showads ad=center]

APATOMANCIA: Se llamaba así a la adivinación obtenida de las cosas que se presentan de improviso, como los presagios que se sacaban del encuentro fortuito de una liebre, un águila, etc, …, hablando GASENDI de TICO – Brahe, dice que este insigne astrónomo si al salir de casa tropezaba con una vieja, lo tenía en mal presagio y regularmente desistía de continuar con la empresa que tenia en proyecto, el historiador de LUIS XI de Francia refiere que el conde de ARMAGNAC, tenía por un infortunio el encuentro con cualquier Inglés.

ARITMOMANCIA: Adivinación por medio de los números, se distinguen dos formas:

La primera: Estaba en uso entre los griegos, los cuales consideraban el letra PI como un número, es decir daban valor a las letras de que estaban compuestos los nombres, por ejemplo:

De dos combatientes, se aseguraban que aquel cuyo nombre contaba mayor numero de letras y de más valor tendrá la victoria, por esta razón decían que Héctor, debía ser vencido por Aquiles,

La segunda: Otra suerte de adivinación era conocida por los Caldeos, los cuales dividían su alfabeto en tres décadas, compuesta cada una de 7 palabras, las que atribuían los 7 planetas, para sacar los presagios, los Platónicos y los Pitagóricos, eran muy dados a esta forma adivinación.

ARMOMANCIA: Adivinación practicada por la inspección de la espalda, se dice aun hoy día que un hombre de anchas espaldas es mas apto para los combates de amor que uno de pecho estrecho.

ARFITOMANCIA: Adivinación por medio del pan de cebada, consistía en hacer comer a la persona, de quien se quería sacar una confesión, un pedazo de pan o torta hecha de harina de cebada, sobre ellas, se habían hecho ciertos rituales, si el que la comía la digería sin trabajo manifiesto era considerado inocente, y si sucedía lo contrario, era culpable.
AEROMANCIA: Arte de adivinar por medio de los fenómenos atmosféricos, se practicaba de diferente maneras, una forma se reduce a la observación de los meteoros, de los truenos, rayos, etc, otra a la aparición de los espectros que se veían o se creían ver en el aire, otras de la visión de los aspectos favorables o desfavorables de los planetas.

ALECTROMANCIA: Adivinación por medio de un Gallo, se hacía un circulo en el suelo, y se dividía en casillas, en cada una de las casillas se escribía una letra del alfabeto y se colocaba encima de cada casilla un grano de trigo, acabado de hacer esto se ponía al Gallo en el circulo y se observaba secuencialmente las letras de las casillas que el gallo se iba comiendo, y con esas letras se formaba una palabra, de la que luego se deducían los pronósticos. Las variaciones modernas basadas en este principio son el tablero de la ouija, y el vaso boca abajo, la ruleta, en la que se le atribuye un valor numérico a las letras del alfabeto, o cualquier otro elemento circular con el alfabeto que pueda hacerse girar.

ALEUROMANCIA: Adivinación que se practicaba a través de la harina, mézclese cedulillas arrolladas en un montón de harina, removiéndolas 9 veces de una parte a otra: repartan enseguida la masa a los diferentes curiosos y cada uno debe razonar o soñar según la cedulilla que le había tocado en suerte.

ALOMANCIA: data de la época en que la sal era una sustancia preciosa y se ofrecía en sacrificio a los dioses paganos. Esto llevó a la práctica de verter sal en un fuego para leer las formas del consiguiente humo. Esto se ha modificado en épocas modernas y ahora se practica vertiendo una cucharada de sal sobre una superficie plana e interpretando después las formas que ha formado al azar.

AMNIOMANCIA: Especie de Adivinación que se hacía por medio de la membrana con que algunas veces se hallaba envuelta la cabeza del niño al nacer, las matronas predecían la futura suerte del recién nacido con la inspección de esta toca, se anuncia feliz destino si es de color plomo.

Los abogados compraban antiguamente a un alto precio estas membranas, porque se decía que con ellas tendrían sus causas ganadas, en que el éxito estaba asegurado, de donde deriva un proverbio: “Nació vestido”, y se aplica a un hombre que todo le sale bien en la vida.

ANTROPOMANCIA: Adivinación por medio de la inspección de las entrañas humanas, está horrible practica era ya conocida mucho tiempo antes de Homero, refiere Herodoto, que detenido Menelao por vientos contrarios en Egipto sacrifico a su bárbara curiosidad, dos niños del país y buscó en sus palpitantes entrañas la aclaración de su destino.

APATOMANCIA: Se llamaba así a la adivinación obtenida de las cosas que se presentan de improviso, como los presagios que se sacaban del encuentro fortuito de una liebre, un águila, etc, …, hablando GASENDI de TICO – Brahe, dice que este insigne astrónomo si al salir de casa tropezaba con una vieja, lo tenía en mal presagio y regularmente desistía de continuar con la empresa que tenia en proyecto, el historiador de LUIS XI de Francia refiere que el conde de ARMAGNAC, tenía por un infortunio el encuentro con cualquier Inglés.

ARITMOMANCIA: Adivinación por medio de los números, se distinguen dos formas:

La primera: Estaba en uso entre los griegos, los cuales consideraban el letra PI como un número, es decir daban valor a las letras de que estaban compuestos los nombres, por ejemplo:

De dos combatientes, se aseguraban que aquel cuyo nombre contaba mayor numero de letras y de más valor tendrá la victoria, por esta razón decían que Héctor, debía ser vencido por Aquiles,

La segunda: Otra suerte de adivinación era conocida por los Caldeos, los cuales dividían su alfabeto en tres décadas, compuesta cada una de 7 palabras, las que atribuían los 7 planetas, para sacar los presagios, los Platónicos y los Pitagóricos, eran muy dados a esta forma adivinación.

ARMOMANCIA: Adivinación practicada por la inspección de la espalda, se dice aun hoy día que un hombre de anchas espaldas es mas apto para los combates de amor que uno de pecho estrecho.

ARFITOMANCIA: Adivinación por medio del pan de cebada, consistía en hacer comer a la persona, de quien se quería sacar una confesión, un pedazo de pan o torta hecha de harina de cebada, sobre ellas, se habían hecho ciertos rituales, si el que la comía la digería sin trabajo manifiesto era considerado inocente, y si sucedía lo contrario, era culpable.

ASTRAGALOMANCIA: Esta forma de adivinación se deriva de la vieja práctica de tirar huesos, es espacial de carnero, y ha dado lugar al actual dominó. El principio básico es que sólo se leen los huesos que caen en una zona previamente marcada.

ASTROMANCIA: Este sistema fue el precursor de la Astronomía. Consistía en observar los astros a modo de anticiparse a los acontecimientos

AUGURIO: es el arte de adivinación que utiliza toda forma de profecía.

AUSTROMANCIA: se trata de otra variedad de aeromancia, concretamente relacionada con el comportamiento de los vientos.

AXINOMANCIA: Adivinación por medio del hacha de un leñador, con la cual algunos adivinos predijeron la ruina del templo de Jerusalén, como se ve en el salmo 73, por ello damos a conocer los medios empleados abiertamente en la antigüedad y practicados aun en el día, en algunos pueblos del norte:

1.- Cuando se quiere descubrir un tesoro es necesario conseguir un ágata redonda, hay que caldear al fuego, el hierro del hacha y colocando el corte muy perpendicular en el aire, se pone encima de el la ágata, si se sostiene no existe tesoro.

Si se cae y rueda con rapidez vuelva a colocarlo tres veces, y si todas ellas ruedan al mismo lugar, es señal de que allí hay un tesoro, pero si toma un camino diferente, no.

2.- Cuando se desea descubrir a unos ladrones, se coloca el hacha en tierra poniendo debajo el hierro y el cabo del mango perpendicular en el aire, báilese a su alrededor hasta que el mango se mueva y el hacha caiga y entonces el cabo del mango indicará la dirección que hay que tomar para ir en busca de los ladrones.

Algunos dicen que para esto es necesario que el hierro del hacha este fijo en un bote redondo lo que es muy absurdo como afirma DELANCHE, ¿porque?, ¿que medio hay para fijar el hacha en un bote redondo, sin rascar ni romper el bote?

BELOMANCIA: Adivinación por medio de las flechas, los que recurrían a este método, cogían muchas flechas sobre las que escribían frases relativas a sus proyecto, se mezclaban las favorables con las que no lo eran, después se sacaba una y la que salía era mirada como el órgano de la voluntad de los dioses a quienes se preguntaban.

Se llegaba a preguntar y a contestar 1000 veces al día sobre las mas frívolas preguntas de los indiscretos mortales, principalmente antes de las expediciones militares era cuando se hacia mas uso de la BELOMANCIA.

Los caldeos tenían mucha fe sobre esta adivinación, los árabes adivinaban por medio de tres flechas que encerraban en un saco, en una escribían “matadme señor”, en otra “guardadme” y en la tercera “nada”, la primera flecha que sale del saco determina la resolución sobre la cual se deliberaba.

BIBLIOMANCIA: consiste en permitir que un libro caiga abierto y leer las primeras palabras o la frase que sus ojos enfoquen. Aunque en el pasado se utilizaban libros sagrados, como la Biblia, lo ideal hoy en día es practicar con cualquier libro con el que se sienta una especial afinidad. Es muy corriente la utilización de los clásicos para este propósito.

BOTANOMANCIA: Adivinación por medio de hojas o ramas de verbenas o brezo, sobre la que los antiguos grababan los nombres y preguntas de los consultantes, cuando hacia un fuerte viento por la noche, iban a ver muy de mañana la disposición de las hojas caídas y las adivinas procedían por aquel medio lo que el pueblo deseaba saber

CAFEMANCIA: Adivinación por medio del los posos del café. Para esta técnica, se aprovecha el café que ha quedado en el filtro y se calienta nuevamente. Un instante antes de que el mismo hierva, se retira del fuego.

Se deposita una pequeña cantidad en un plato blanco, se revuelve y se quita el exceso de agua. Se deja secar y con detenimiento se descubrirán las diferentes figuras extrañas que en realidad representan formas conocidas

CAPNOMANCIA: esta adivinación se practica contemplando el humo que desprende un fuego o una hoguera. Los presagios son buenos cuando el humo asciende en vertical. Si se queda abajo significa que tal vez se estén fraguando dificultades.

CARTOMANCIA: Arte de predecir el futuro por medio de las cartas.

CARTOPEDIA: se basa en el estudio de la planta de los pies. Los terapeutas alternativos desarrollaron este principio en forma de diagnóstico y curación de enfermedades por medio de la estimulación de zonas concretas de la planta del pie (reflexoterapia).

CATOPTROMANCIA/CATAXTROMANCIA: es una forma de cristalomancia que consiste en captar los rayos de la luna en un espejo o que se suspende bajo el agua para leer los reflejos. Los espejos mágicos se hicieron muy famosos en la Edad Media.

CEROMANCIA: Adivinación por medio de las gotas ceras que se derretían y las hacían caer en un baso de agua para sacar presagios según, las figuras que se formaran.

Los turcos procuraban descubrir los crímenes y los robos por este método, hacían derretir a fuego lento un pedazo de cera murmurando algunas palabras, lo quitaban después del brasero y hallaban las figuras que indicaban quien era el ladrón, donde estaba su casa o su guarida.

En la Alsacia en el siglo XV, aun hoy día cuando hay un enfermo y las buenas mujeres quieren averiguar que santo les envió la enfermedad, toman tantos c