¿Sabes pedir perdón?

[showads ad=top]

El creer en la posibilidad de cambio, es la semilla para que el optimismo empiece a brotar en nuestro interior.

Aparentemente es algo sencillo, sin embargo es un acto que no por sencillo es fácil. Hay personas incapaces de disculparse dado que temen que el pedir perdón les sitúe en una posición de debilidad frente a la otra persona. Sin embargo, para que nuestros vínculos afectivos y sociales sean saludables y nos aporten equilibrio y estabilidad, es fundamental que aprendamos a integrar el perdón en nuestras vidas.
El cometer errores es una característica humana, independientemente de nuestra edad, de nuestro sexo, de nuestra posición social, independientemente de que tengamos buen corazón y de que obremos de buena fe, nada ni nadie nos exime de cometer errores. Como seres humanos, la imperfección es una compañera de nuestro día a día y el cometer errores es la mejor muestra de esta afirmación. Esto no es ningún problema si tenemos la valentía y la nobleza suficiente para saber admitir nuestros errores y disculparnos, ya que el hecho de que nuestra intención no sea herir no nos exime de hacerlo.

Para pedir perdón es necesario dos cosas;

– Humildad, reconocer que te has equivocado es básico
– Valentía; es necesario ser valiente para admitir nuestro error y afrontarlo.

Errores más frecuentes:

– Precipitarse en la disculpa y no hacerlo de corazón
– Empezar a disculparse pero acabar echando la culpa a otros de tu error.
– Justificarse alegando razones externas.
– No hacerlo por iniciativa propia, sino incentivado por la situación
– Disculparse pero a continuación seguir cometiendo los mismos errores.
– Caer en dramatizaciones y victimismos.

Reglas básicas para pedir perdón.

[showads ad=center]

– Sentirte realmente arrepentido por el acto cometido. Es necesario que las disculpas sean sinceras.
– Mostrar empatia. Hazle saber a la otra persona, que entiendes como se siente ante tu acto o tus palabras.
– Explicaciones claras y sinceras. Sin querer entrar en debates, es importante que intentes explicar a la otra persona por que hiciste /dijiste lo que hicistes.
– Reconoce el error.
– Dale tiempo a la otra persona para aclarar como vio él/ella la situación y como se sintió.
– Demuestra tus palabras con hechos. De nada sirve disculparse si una y otra vez se cae en el mismo error.

El pedir perdón es un acto muy importante a la hora de encontrar nuestro equilibrio emocional, eso si recuerda que lo que en realidad cuenta no son las palabras ni los gestos, sino el sentimiento que hay detrás de ellos. “No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón”

Fuentes:

http://www.zitre.com/

20130124-131246.jpg

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!