Cambios: Expande tu vida

Cambio radical, cambio gradual, y ritmo natural

Cambio radical y cambio gradual

Me parece que dentro del desarrollo humano es posible hacer cambios radicales, ya sean de hábitos, emociones, visiones del mundo y demás, pero es fácil notar que este tipo de transformaciones no siempre se obtienen con la frecuencia y rapidez deseada. Cuando estos cambios radicales suceden, por lo general tienen como antecedente una profunda reevaluación de las circunstancias personales, lo que genera un impulso igualmente profundo para modificar los hábitos, y buscar soluciones a los problemas sin importar las adversidades, un proceso también llamado tocar fondo. Pero aun cuando se pueda experimentar un cambio repentino en cierta área, es posible que no suceda de la misma manera con otra, o que un cambio de hábitos no conlleve un cambio en las actitudes y maneras de pensar que fomentaron u originaron el hábito negativo en primer lugar: el dejar una adicción no necesariamente resuelve los conflictos internos y restablece una respuesta emocional óptima (reacciones psico-fisiológicas), y probablemente muchas de las reacciones asociadas con la substancia aun sigan presentes en el día a día. Así que, incluso los cambios radicales necesitan de práctica y constancia en el seguimiento de objetivos, estrategias, y acciones, es decir, necesitan cambios graduales.

El ritmo natural

Aunque menos espectaculares que los cambios radicales, los cambios graduales permiten fragmentar la distancia entre el estado actual y la meta que buscamos en pasos más accesibles. Y uno de los factores más importantes de un cambio gradual son el ritmo y la velocidad con la que recorremos estos cambios. Para poner en práctica una serie de cambios graduales a un ritmo adecuado es importante entender un concepto del que seguramente ya has escuchado hablar: ningún ser humano es igual. Si bien nos rigen grandes patrones psico-fisiológicos como los ritmos circadianos, o lo que podemos metabolizar, también existen variaciones dentro de estos patrones que facilitan o dificultan realizar ciertas adaptaciones o cambios graduales. Si quisieras comenzar una rutina de nado de alto rendimiento, ayudaría que tu cuerpo desechara rápidamente el ácido láctico como lo hace el de Michael Phelps, y aunque no es una condicionante que tu cuerpo funcione de esa manera para convertirse en nadador olímpico, pues sin la motivación y gusto no llegarías muy lejos, contar con estas adaptaciones, o crear otras adaptaciones, facilita el ritmo con el que avanzas de nadador principiante a profesional. El punto es que ya sea que quieras comenzar una nueva forma de alimentación, un deporte, un tema de estudio, o mejorar tu trabajo, será más fácil mantener este cambio a largo plazo si se hace con cambios graduales basados en tus ritmos naturales, y no en un ritmo dictado por alguien más. Al igual que hay gente que puede dejar una adicción en un período de tiempo relativamente corto, hay quienes que aun siendo constantes les toman varios meses o años hacerlo. Lo mismo sucede con rutinas de ejercicio, dietas, etc., de ahí que ningún ser humano sea igual. Nuevamente debo recordar que hay muchos factores involucrados en ello, como el entrenamiento previo, deseo de cambiar y necesidad de cambiar, y otros, pero lo importante es que trabajar acorde a tu ritmo natural te ayudará a ganar más confianza en tu sensación de progreso, y por ende a disfrutar mucho más del cambio que estés realizando, pues dejarás de enfocarte en los estándares externos y el progreso de los demás, y por lógica podrás canalizar esa energía en tu avance.

Cómo seguir tu ritmo natural

La primera clave para seguir tu ritmo natural es simplemente reconectarte contigo mismo, prestando más atención a tu cuerpo, mente, y emociones. En los nuevos enfoques de aprendizaje como Peak learning enfatizan la idea de estudiar temas en variedad y profundidad guiados solamente por tu interés y gusto propio, como una manera de recuperar el entusiasmo de aprender y mejorar su asimilación a largo plazo: Ya sea aprendiendo con un pasatiempo durante una hora a la semana, o entregándote al estudio durante varias horas todos los días. Con la práctica, al revisar las emociones o ideas que te surjan al estudiar, te darás cuenta cuáles son las áreas de ese tema en dónde quieres profundizar y que tan rápido te acomodas haciéndolo, y así seguir con más facilidad tu ritmo natural. En el caso del ejercicio, si incrementas el peso o la resistencia de un deporte cuando los tejidos que realizan el trabajo todavía no han cambiado lo suficiente, es probable que experimentes demasiado estrés y no puedas hacerlo, e incluso retrocedas tu nivel, pero si abres un poco más la comunicación con tu cuerpo, este te indicará cuando y cuanto debes aumentar mediante una sensación de mejoría en tu potencial. De manera sencilla, te sentirás entusiasmado y listo para más retos.

La segunda clave es la constancia. Habrá momentos cuando por la novedad del nuevo hábito/conducta quieras dejar de practicarlo, y obviamente si en verdad te molesta quizá deberías hacerlo y acudir con un profesional de la salud, pero dejar espacios demasiado largos entre las sesiones de práctica puede reducir tu capacidad para reconocer tus señales internas de guía y avance. La constancia también es parte del ritmo natural y debes encontrar la adecuada para ti, para que lo ganado en la sesión anterior no se desvanezca y puedas experimentar tu progreso. Es muy difícil ganar condición física o aprender si se práctica una vez al año.

El principio del ritmo natural es muy fácil de aplicar si ya vienes haciendo algo de trabajo para reconocer tu guía interna, pero si quieres profundizar puedes revisar libros como Peak Learning de Donald Gross, y The natural athlete, en este último explican con una gran narrativa más detalles del proceso.

Fuentes:
http://www.expandetuvida.com/

20130114-094249.jpg

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!