Los Top 10 Aditivos En La Comida Procesada Que Debes Evitar

[showads ad=center]

1. Edulcorantes artificiales
El aspartamo (aspartame en inglés), también conocido como Nutrasweet y Equal, se cree que es cancerígeno y es responsable de más informes de reacciones adversas que todos los demás alimentos y aditivos alimentarios combinados.
El endulzante artificial Acesulfame-K se ha relacionado con tumores de riñón. Todos los endulzantes artificiales cargan malas noticias.

[showads ad=center]

2. Jarabe de maíz de alta fructosa
El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) aumenta los niveles de colesterol LDL (“malo”) y contribuye al desarrollo de la diabetes.
3. El glutamato monosódico (MSG)
El GMS se utiliza como un potenciador del sabor. Se trata de una excitotoxina, una sustancia que sobreexcita las células hasta el punto de dañarlas o matarlas.
4. Grasa Trans
Numerosos estudios muestran que las grasas trans aumentan los niveles del colesterol LDL y aumenta el riesgo de ataques al corazón, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.
5. Colorantes de alimentos comunes
Los colorantes artificiales pueden contribuir a problemas de conducta en los niños y dar lugar a una reducción significativa en el CI (Coeficiente Intelectual).
6. Sulfito de sodio
Este es un conservador utilizado en alimentos procesados. Las personas que son sensibles al sulfito pueden experimentar dolores de cabeza, problemas respiratorios y erupciones cutáneas. En casos graves, los sulfitos pueden causar la muerte.
7. El nitrato de sodio / nitrito de sodio
Este conservador común se ha relacionado con varios tipos de cáncer.
8. BHA y BHT
Butilhidroxianisol (BHA) y Butil hidroxitolueno (BHT) son conservadores que afectan al sistema neurológico del cerebro, alterando el comportamiento y tienen el potencial de causar cáncer.
9. Dióxido de azufre
Los aditivos de azufre son tóxicos y en los EE.UU., han sido prohibidos en frutas y verduras crudas. Las reacciones adversas incluyen problemas bronquiales, presión arterial baja y shock anafiláctico.
10. El bromato de potasio
Este aditivo se utiliza para aumentar el volumen de algunos tipos de pan. Se sabe que causa cáncer en animales, e incluso en pequeñas cantidades puede crear problemas para los seres humanos.

Fuente: Food Matters November 24, 2010

[showads ad=center]

Si alguna vez has leído la lista de ingredientes en los alimentos envasados, sabrás que hay mucho más en los alimentos en estos días que en generaciones pasadas. Prácticamente todos los alimentos procesados ​​ya contiene una larga lista de conservadores, colorantes, saborizantes, emulsionantes y de más – y al menos que estés haciendo compras en una tienda naturista, los das se han ido en que una barra de pan contiene sólo unos pocos ingredientes.
El término “aditivos alimentarios” se refiere a prácticamente cualquier sustancia que se añade a un alimento, pero de acuerdo a la definición de la Food and Drug Administration (FDA – Administración de Alimentos y Fármacos – en español) de los EE.UU. Un aditivo alimentario es “cualquier sustancia cuyo uso resulte o que se puede esperar razonablemente que resulte – directamente o indirectamente – en su conversión en un componente o que afecte las características de cualquier alimento”
Actualmente hay más de 3,000 aditivos alimentarios añadidos a los alimento, debes mantenerte alejado de todos o la mayoría de estos, pero si apenas estás comenzando, los 10 mencionados anteriormente son un excelente punto de partida de aditivos que puedes eliminar de tu dieta lo más pronto posible.

¿Qué estás comiendo realmente?

Cuando uno compra un paquete de queso, se espera que contenga leche y sal… en el caso del pan uno espera que contenga harina, levadura, etc., y en el momento de comprar una lata de frijoles, uno puede pensar que sólo contiene frijoles.
En realidad, el queso es comúnmente mezclado con conservadores y colorantes. El pan contiene jarabe de maíz de alta fructosa, conservadores y en veces grasas trans. Y hasta los frijoles enlatados suelen contener una gran cantidad de aditivos, como el jarabe de maíz, colorantes y otros edulcorantes, además de ser envasados en una lata que probablemente desprende BPA (Bisfenol A – toxina prohibida en algunos países) de su revestimiento.
El hecho es que si eres como la mayoría de los estadounidenses que pasan el 90 por ciento de su presupuesto en alimentos procesados, estás comiendo parte de estos aditivos y algo más… lo cual es preocupante cuando se empieza a observar su efecto potencial sobre la salud:

Cáncer: Aditivos relacionados con el cáncer – BHA/BHT, galato de propilo, las grasas trans, el aspartamo, azul 1,2, Amarillo 6, el bromato de potasio y más – se encuentran en infinidad de productos desde productos de panadería y goma de mascar hasta caldos de pollo (ej. Knorr Suiza), cereales, embutidos, aceites vegetales y papas fritas. Si comes una dieta de alimentos altamente procesados, estás exponiendo potencialmente a tu cuerpo a las toxinas causantes de cáncer en cada comida.
Disruptores hormonales: Un análisis publicado en la revista Chemical Research in Toxicology encontró 31 posibles aditivos alimenticios que son imitadores de estrógeno durante su investigación.
Estos incluyen el galato de propilo, un conservador utilizado para evitar que las grasas y aceites se echen a perder, y 4-hexilresorcinol, que se utiliza para prevenir la decoloración del camarón y otros mariscos.
Los productos químicos con efectos similares al estrógeno, conocido como xenoestrógenos, han sido vinculados a una serie de problemas en la salud humana, incluyendo cuentas reducidas de esperma y un mayor riesgo de cáncer de mama.
Problemas de conducta: Un estudio cuidadosamente diseñado, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo publicado en la revista The Lancet concluyó que una gran variedad de colorantes alimentarios comunes, y el conservador benzoato de sodio – se encuentra en muchas bebidas gaseosas, jugos de frutas y aderezos para ensaladas – hace que algunos niños se vuelvan considerablemente más hiperactivos y distraídos.
Menor coeficiente intelectual: El estudio de The Lancet que se menciona anteriormente también encontró que los colorantes de alimentos cuyos nombres inician con la letra E seguidos por un numero como la tartrazina (E102), Ponceau 4R (E124), amarillo anaranjado (E110), carmoisina (E122), amarillo quinoleína (E104) y rojo allura AC (E129) pueden hacer tanto daño a los cerebros de los niños como el plomo en la gasolina, lo que resulta en una reducción significativa en el CI.

[showads ad=center]

Los alimentos procesados dependen de los aditivos

Cuando los alimentos se procesan no sólo se pierden valiosos nutrientes sino también se eliminan las fibras, y la textura, variación natural y sabores se pierden también. Después del procesamiento, lo que realmente queda es un “pseudo-alimento” insípido y carente de interés que la mayoría de la gente encontraría poco apetecible.
En este punto, los fabricantes de alimentos deben agregar de nuevo los nutrientes, el sabor, color y textura a los alimentos procesados ​​con el fin de hacerlos apetecibles, y es por eso que se les carga de aditivos alimentarios. Por lo general, los aditivos se incluyen para:
Un deterioro lento
Evitar que las grasas y los aceites se vuelvan rancios o el desarrollo de un sabor desagradable
Evitar que las frutas cortadas se pongan marrones
Fortalecer o enriquecer los alimentos con vitaminas y minerales sintéticos (que se pierden durante el procesamiento)
Mejorar el sabor, la textura y la apariencia

Al leer los paquetes de productos, aquí está el desglose de algunos de los aditivos alimentarios más comunes a tener en cuenta:
Conservadores (benzoato de sodio, nitrito de sodio, sorbato de potasio, BHA, BHT, etc.): Se encuentran en las salsas de frutas y mermeladas, bebidas, productos horneados, carnes curadas, aceites y margarinas, cereales, aderezos, botanas, frutas y verduras
Endulzantes y endulzantes artificiales (fructosa, jarabe de maíz de alta fructosa, aspartamo, sucralosa, acesulfame de potasio (acesulfame-K), etc.): Bebidas, productos horneados, dulces, azúcar de mesa, sustitutos, muchos alimentos procesados
Colorantes (FD&C Azul No. 1 y 2, FD&C Verde No. 3, Rojo FD&C No. 3 y 40, FD&C Amarillo No. 5 y 6, Naranja B, Citrus Rojo No. 2, etc.): Muchos alimentos procesados ​​tales como dulces, refrigerios, margarina, queso, refrescos, mermeladas/jaleas, gelatinas, pudines y rellenos de pasteles)
Sabores artificiales: Los rellenos de pudin y pastel, mezcla de gelatina de postre, mezclas para pasteles, aderezos para ensaladas, dulces, refrescos, helados, salsa de BBQ, etc.
Potenciadores del sabor (glutamato monosódico (MSG), proteína de soya hidrolizada, extracto de levadura, etc.): Muchos alimentos procesados.

¿Y la forma más sencilla de evitar los aditivos alimentarios?

Evita los alimentos procesados.
Es posible que sepas que el 90% de los estadounidenses gastan su dinero en alimentos procesados por lo que hay espacio para grandes mejoras en esta área para la mayoría de nosotros.
Intercambiando los alimentos procesados en la dieta por alimentos reales e integrales puede parecer una idea radical, pero es una necesidad si valoras tu salud.
Y cuando pones la historia de los alimentos en perspectiva, en realidad los alimentos procesados son “radicales” y “nuevos”. La gente ha prosperado con vegetales, carnes, huevos, frutas y otros alimentos enteros durante siglos, mientras que los alimentos procesados ​​fueron recientemente inventados.
Es fácil olvidar que los alimentos procesados, envasados ​​y los restaurantes de comida rápida de hoy en día son en realidad un cambio radical en términos de la historia de la producción de alimentos. El negocio de alimentos congelados no comenzó hasta mediados de 1920 cuando la General Seafood Company se fundó y comenzó a vender los filetes de pescado congelados, y los restaurantes de comida rápida no consiguieron fundarse hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

[showads ad=center]

Las cenas en la TV (TV dinners en inglés) ni siquiera existían hasta la década de 1950… antes de eso se trataba de una comida cocinada en casa o uno no comía en lo absoluto.
Si quieres comer sano, sugiero que se siga el modelo de la década de 1950 (y antes) y pasar tiempo de calidad en la cocina (tu, un familiar o alguien que contrates) preparando comidas naturales, integrales y de alta calidad para ti y tu familia.
Si dependes de los alimentos procesados ​y ​baratos vas a simplemente intercambiar conveniencia y ahorro a corto plazo por una salud miserable a largo plazo.
Cuando se trata de mantenerse saludable, evitar los alimentos procesados ​​y reemplazarlos con alimentos frescos es el “secreto” que has estado buscando.

ECOnsumo

Fuentes:
http://www.salutem.com.mx/
Por: Dr. Mercola
Articulo original: Mercola.com

 

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!