Manejo de residuos

La creciente generación de residuos y su manejo inadecuado ocasionan problemas de salud, una desagradable imagen en los campos y ciudades, así como la contaminación del suelo,
el agua y el aire.
Esto se debe principalmente al aumento de la población y a las formas de producción y consumo basadas en una cultura de desperdicio.

“Cada uno de nosotros, rico o pobre, lleva en sí el planeta entero.”

¡Todos a separar los residuos!

La basura se crea al mezclar los residuos sólidos de todo tipo (orgánicos e inorgánicos). Todos podemos contribuir a reducir la cantidad de basura si practicamos las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.
Reduce la cantidad de residuos que generas. Prefiere lavar que desechar: en fiestas y días de campo emplea utensilios lavables; para tus bebidas en la escuela o el trabajo utiliza contenedores que se puedan usar muchas veces. Emplea productos en envases rellenables.
Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos. Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados; transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas; utiliza las bolsas del súpermercado para los residuos o futuras compras; usa los frascos de vidrio para guardar otras cosas; fabrica juguetes con cajas usadas. ¡Dale vuelo a tu imaginación! Desecha sólo lo que ya no se pueda volver a usar.
Organiza ventas de garaje de los artículos que ya no te son útiles pero que pueden servir a otras personas. La donación es una buena práctica.
Reciclar es más fácil si separas tus residuos (orgánicos e inorgánicos).

Tipos de residuos

Orgánicos: Son de origen animal y vegetal. Por ejemplo: cáscaras de frutas y verduras, cascarones de huevo, sobrantes de comida, servilletas de papel usadas, re- siduos de café, bolsitas de té, pasto, hojas, ramas y flores, entre otros.

Inorgánicos: Bolsas, empaques y envases de plásticos; vidrio, papel, cartón y metales; aparatos eléctricos; bolígrafos; productos de cerámica, textiles y utensilios de cocina…
Casi todos los residuos inorgánicos se pueden reciclar cuando están libres de materia orgánica.
Los siguientes residuos sólidos deben separarse de forma independiente:
Sanitarios: Papel higiénico, pañuelos faciales, algodón, pañales, toallas sanitarias, condones. Es importante que coloques estos residuos en una bolsa de plástico amarrada.

Especiales: Pilas, focos, electrónicos (radios, teléfonos, teclados, televisiones…) y envases de: pegamento, aceite de motor, aerosoles, cosméticos, tintes y fijadores para el cabello, pintura, entre otros. También colócalos por separado en una bolsa de plástico amarrada.

Nota:
En promedio, cada uno de nosotros producimos cerca de un kilogramo de basura al día. Como so- mos más de 100 millones de habitantes, diariamente generamos alrededor de 100 mil toneladas. ¡Con esta basura, en cinco días se podría llenar el Estadio Azteca!

El vidrio se recicla las veces que sea necesario y no pierde propiedades. En México se reciclan cerca de 100 mil toneladas al año. ¡Participa para aumentar este volumen!
Facilitemos el reciclaje
Separa los residuos inorgánicos en forma independiente, según su tipo.
Junta y aplasta las latas de aluminio para reducir su volumen.
Separa las botellas y frascos de vidrio y no los rompas. Los vidrios rotos deben manejarse por separado y con mucho cuidado para evitar accidentes.

Amarra el periódico, las revistas, las hojas de papel y el cartón para facilitar su manejo y traslado. Consérvalos limpios y secos para que puedan reciclarse.
A los envases de PET, quítales la tapa y aplástalos.
Junta y aplasta todos los envases y botellas de plástico, esto facilita su clasificación y reciclaje.
Enjuaga los envases usados de cartón (jugos, leches, purés, salsas y sopas) y aplástalos para facilitar su acopio.

¿Sabías que 80 por ciento del papel producido en México se fabrica a partir de papel reciclado?

Esto evita el corte de árboles y la generación de basura.
Los diferentes tipos de plástico no pueden mezclarse entre sí para reciclarse. Uno de los plásticos que no debe convertirse en basura es el PET, ya que es 100 por ciento reciclable. Se utiliza para envases de refrescos, agua, aceites comestibles, entre otros. Identifícalo con el símbolo de reci- claje en la parte inferior con el número 1.

Cuando cambies llantas entrégalas a los distribuidores encargados.
Cuando cambies baterias deposítalas en donde realicen su acopio adecuado.

Acopio de materiales

Existen escuelas, súpermercados o centros de acopio que reciben residuos como cartón, papel y periódico, latas de aluminio, PET, envases de vidrio y multicapas. Busca los más cercanos a tu casa.
Y, ¿qué hacemos con los residuos orgánicos?
Cuando la materia orgánica se maneja por separado y no se mezcla con la inorgánica, puede producirse composta, la cual sirve como abono natural de hortalizas y árboles o para enriquecer el suelo.

En época navideña entrega tu arbolito al camión de la basura para que se elabore composta, la cual servirá para abonar camellones y parques. También lo puedes entregar en las plazas o explanadas a fines de enero. Averigua con tus autoridades locales. O por que no lo plantas?, eso seria genial 🙂
Cuando saques a pasear a tu perro, recoge sus excre- mentos en una bolsa; amárrala y deposítala en el sitio destinado a los residuos sanitarios.
Elaboración de composta
Tierra
Desechos orgánicos
Para mayor información sobre cómo elaborar composta consulta la página www.fansdelplaneta.gob.mx
Recuerda, jamás tires tu basura en la calle en espera de que alguien más la recoja por ti. Guárdala en una bolsa hasta que llegues a tu casa, escuela o trabajo y deposítala adecuadamente. Con ello evitarás que se tapen las alcantarillas, principal causa de inundaciones en las ciudades.
Fuentes:
http://www.semarnat.gob.mx/

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR