A MÁS GRASAS MÁS RIESGO DE INFARTO (REMEDIOS)

20121128-131407.jpg

A MÁS GRASAS MÁS RIESGO DE INFARTO

¿Cuándo tenemos muchas adiposidades, podemos tener infarto?

Especialmente los hombres creamos mucho tejido adiposo en el abdomen, y por ello tenemos más riesgo de sufrir un infarto de miocardio u otras enfermedades cardiovasculares. Estudios recientes han confirmado que la distribución de las grasas es más importante que el peso total de una persona.
La obesidad abdominal es un reflejo del exceso de tejido adiposo que rodea a los órganos situados en el interior de la cavidad abdominal. Esta adiposidad intraabdominal está estrechamente relacionada con alteraciones del metabolismo de la glucosa y de los lípidos, y con mayor riesgo de desarrollo de diabetes y enfermedades cardiovasculares, tales como el infarto de miocardio.

[showads ad=center]

¿Qué es el síndrome cardiometabólico?

Los investigadores han definido un conjunto de factores de riesgo cardiovascular, bajo el concepto de síndrome cardiometabólico. Los pacientes con este síndrome se pueden diagnosticar fácilmente cuando asocian más de dos las siguientes características: obesidad abdominal,
niveles elevados de triglicéridos en la sangre, niveles bajos del colesterol trasportado por partículas HDL (colesterol bueno), hipertensión e hiperglucemia. Las personas con obesidad abdominal y 2 de los otros factores de riesgo señalados, tiene entre 2 y 3 veces más probabilidades de padecer infarto de miocardio, una angina de pecho o un accidente cardiovascular y hasta 4 veces más probabilidades de llegar a ser diabéticos. Estos datos se han confirmado con el estudio IDEA (singlas en inglés de Día Internacional para la Evaluación de la Obesidad Abdominal), presentado hace poco tiempo en el Congreso de la Asociación Americana de Cardiología y en el que se han incluido datos de cerca de 20.000 pacientes españoles.
Para perder grasa abdominal, los expertos recomiendan, además de una dieta con las grasas y calorías adecuadas, hacer ejercicio de forma regular. Basta, dicen, con andar y moverse más.
Es primordial que se tenga en cuenta el consumo de grasas y que el mismo sea insaturada, ya que es la que el organismo acepta perfectamente.

[showads ad=center]

¿Cuáles son las ventajas del deporte para estas personas?

Estamos en una época que el calor va bajando y apetece hacer deporte al aire libre, por otra parte los gimnasios se empiezan a preparar para la gran avalancha de practicantes que les vendrá a partir de estas fechas.
Las grasas acumuladas durante el estío, debemos destruirlas para el buen funcionamiento de nuestra salud cardiovascular, por lo tanto debes hacer deporte moderado pero que te haga sudar para quemar las adiposidades, no olvidemos que destruir grasas adiposas es ayudarnos a no tener problemas cardiacos. Hagamos natación, corramos por un parque o zona campestre, juguemos al fútbol o fúlbitos, y porque no, empecemos una buena tabla de abdominales en el gimnasio. Beneficios que repercuten favorablemente tanto en la salud cardiovascular como en la del sistema respiratorio.
Más adelante cuando llegue el frío, no te quedes en casa y aprovecha para seguir mejorando tu forma física. Tanto si eres de los más atrevidos e intrépidos, como si te gustan más los deportes más clásicos, hay muchas alternativas para salir de casa y del gimnasio y practicar algún tipo de ejercicio sano y divertido.
Esquí: es un deporte de alto rendimiento cardiovascular, muy tonificante y favorece la presión.
Tenis: también es un deporte de alto rendimiento cardiovascular, muy tonificante y favorece también la presión.
Golf: es un deporte de alto rendimiento para el estrés, es decir, que lo trabaja y lo elimina, por lo que es muy adecuado para personas que tengan en su vida mucho estrés.
Patinaje sobre hielo, sobre asfalto, o como una forma de recorrer la ciudad por los carriles especiales para ello, patinar exige un alto rendimiento aeróbico y es impresionante el buen tono muscular que desarrolla.
Footing mañanero: aunque es el más clásico, es uno de los deportes más completos y fáciles de practicar. Da fuerza muscular, sobre todo en piernas y muslos, desarrolla la capacidad respiratoria y es el más fácil de adaptar a las condiciones particulares. Se puede correr o caminar rápidamente aunque no haga buen tiempo, sólo debes procurar que tu vestimenta sea la adecuada para proteger el cuerpo de los elementos.
Ciclismo: al igual que ocurre con el footing, también se puede practicar ciclismo en todas las épocas y especialmente ahora, con el equipo adecuado. Pedalear es un buen ejercicio cardiovascular, que desarrolla la fuerza muscular de las piernas y muslos, mejora la circulación y ayuda a quemar grasas.

Fuentes:
http://www.icicma.com/
Autor:
Ildefonso Cobo Jiménez
Lincenciado y Doctorado en Medicina y Cirugía,
Además de ser Lincenciado en Psicología y
Doctorado en Filosofía hindú.

 

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!