¿Qué pueden hacer las flores por nuestra salud?

20121122-141843.jpg

FLORES EN LA TAZA PARA INFUSIÓN

¿Qué pueden hacer las flores por nuestra salud?

Primavera y verano son estaciones de las flores, por ello hay que aprovechar estas épocas para aprovecharnos de sus virtudes curativas que tanto bien nos aportarán. Es muy posible que algunas de las que te expongo las conozcas y ya las tomas en forma de infusión, pero también existen otras que nunca habrías pensado que se pueden tomar en infusión, por ello es bueno que tomes nota de todo lo que te expongo a continuación sobre las flores de las plantas.

[showads ad=center]

*Malva. Amiga de las mucosas, te ayudará a proteger la mucosa esofágica de la acidez de estómago y favorecer el tránsito intestinal, cualidades que se le atribuyen a sus mucílagos con acción lubrificadora del interior del tubo digestivo.
Como usarlas.
Además, por si fuese poco sus propiedades, con estas flores puedes hacerte compresas empapadas en infusiones de malva para tratar las eccemas, el acné, los forúnculos, algunos tipos de llagas y otras irritaciones superficiales de la piel.
En infusión para tomar combinada con otras como hierbaluisa, es buena para aliviar los dolores de barriga, o con tomillo, eucalipto, saúco y tila para ayudar al tratamiento de las gripes y resfriados.
Caléndula, para la mujer especialmente, siendo una planta de las más plantadas en nuestros jardines.
Ayuda a la mujer a calmar las molestias de la regla, gracias a sus flavonoides, su aceite esencial y su riqueza en fitoesteroles.
Protege la salud de la boca debido a los heteroglicanos, componentes que estimulan las defensas de la cavidad oral y ayuda a curar las inflamaciones de la mucosa orofaríngea.
Alivia gastritis crónicas y úlceras grastroduodenales por su contenido en mucílagos.
Con la caléndula se están haciendo grandes investigaciones y aunque no está concretado el trabajo, parece ser que puede ayudar al tratamiento de diversos tipos de cánceres.
Esta flor se utiliza para fabricar las famosas cremas de caléndula que se comercializan en tiendas de dietética y que ayudan a cicatrizar heridas y cortes, tratan eccemas, ulceraciones, dermatosis, psoriasis y eritemas, además de ser una entre las mejores para tratar las quemaduras; hidratar y regenerar la piel tras exposiciones solares, alivia el eccema del pañal, mejora el acné y disminuir la inflamación local causada por las picaduras de algunos insectos.

[showads ad=center]

SE PUEDE TOMAR.

En infusión, combinada con milenrama, achicoria y manzanilla, para
aliviar los trastornos hepáticos y biliares, o con diente de león, melisa, anís verde, manzanilla, menta e hinojo para mejorar los trastornos digestivos y colitis.
Manzanilla, con gran conocimiento de todos como digestiva que realmente lo es, pero también es uno de los sedantes más eficaces que tenemos para ayudar a las enfermedades del sistema nervioso.
Ayuda a aliviar las digestiones pesadas, gracias a su contenido en apigenina y bisabolol.
Concilia el sueño, porque contiene apigenina que posee cierta acción ansiolítica que relaja el organismo.
Atenua el dolor menstrual y favorece la menstruación por su aceite esencial de acción emenagoga y antiinflamatoria.
Disminuye las reacciones alérgicas debido al proazuleno que contiene. Previene las infecciones. Su aceite esencial posee proiedades antisépticas, antifúgicas y bactericidas.
Además: las cremas, champús, jabones y geles preparados con manzanilla son ideales para tratar las pieles sensibles o con tendencia a sufrir irritaciones o eccemas, debido a las propiedades antiinflamatorias de la planta.
Se toma en:
Infusión combinada con pasiflora, azahar, melisa, anís verde y hierbaluisa, para mejorar los estados de nerviosismo, o con condurango, orégano, cilantro y menta para aliviar los trastornos digestivos.
Pasiflora, contra el insomnio y en especial para el sistema nervioso y la presión arterial.
Trata el insomnio y mejora la calidad del sueño, gracias a sus flavonoides de acción sedante.
Relaja el sistema nervioso, especialmente a nivel motor debido a su contenido en flavonoides.
Reduce la presión arterial y aumenta la vasodilatación de los vasos periféricos.
Además, las cualidades relajantes de la pasiflora también pueden ser de utilidad para aliviar los dolores de cabeza causados por estados nerviosos, así como los dolores menstruales y estomacales de tipo espasmódico.
Se puede tomar en infusión, combinada con azahar, tila, espino blanco, artemisa y amapola, para ayudar a aliviar los estados de nerviosismo e insomnio, tanto en forma de extractos como en comprimidos o perlas. Espliego (lavanda), Es una planta muy tradicional en Andalucía desde antiguo, ya que las flores eran quemadas especialmente en invierno en los braseros para desinfectar las casas y dejar un ambiente muy perfumado.
La flor de lavanda, tienes propiedades muy especiales para abrir las vías respiratorias, para tratar las sinusitis y las vegetaciones, pero también son muy eficaces para las migrañas y otras cefaleas de origen nervioso.
Como usarlas.
En sahumerios, y en infusión, además de su colonia que es muy apreciada para muchas personas especialmente los que tienen problemas respiratorios.
Sahumerios, quemar en un cono una pizca de flores y sahumar toda la casa.
En infusión, 1 cucharadita de la planta troceada añadida a un vaso de agua hirviendo y dejar reposar 5 minutos, después colar y tomar, si se quiere endulzada,
En colonia, aplicarse las veces que se desee y especialmente para dormir, poner un pañuelo mojado de colonia de lavanda en la almohada y dejarlo toda la noche, nos ayudará a respirar y a no roncar.
Azahar, la flor del naranjo amargo, es una excelente ayuda para apaciguar los nervios y la hiperexcitación por sus propiedades sedantes.
El agua de azahar, no es ni más ni menos que un reparado de esta planta que se ha tomado siempre para los sofocos, los nervios y las situaciones irritables.
La flor de azahar una vez convertida en naranja amarga (cachorreña), tiene muchas propiedades curativas, la más espectacular es la de poder curar con el zumo de la cáscara de ésta naranja el herpes zoster en muy pocos días. Como tomarla: en infusiones varias veces al día hace que los nervios se templen y estemos más relajados, en emplastos sobre los eccemas supurantes, ya que las desinflama y quitar el dolor.
Cuando el árbol está en flor su perfume es uno de los más preciados y se utiliza mucho en cosmética como perfume de azahar.
Milenrema. Cuida tu circulación, te ayuda a controlar los problemas circulatorios como la flebitis, y las varices por su gran contenido en compuestos polifenólicos.
Estimula el apetito, por lo que eficaz en los convalecientes de una enfermedad crónica o aquellos que han sido operados quirúrgicamente. Hacer una buena digestión por su contenido en sustancias amargas que aumentan la motilidad y secreción de jugos gástricos.
Trata las infecciones digestivas, que acción que se atribuye a su aceite esencial.
Aplaca los dolores por espasmos, como las menstruaciones dolorosas y los espasmos gástricos estomacales, debido a su contenido en glucósidos.
Regula la menstruación de las mujeres jóvenes y apacigua las molestias de las mujeres mayores como: sofocos, nerviosismo etc.
Reduce los procesos inflamatorios, gracias a los flavonoides y el azuleno que contiene.
Se puede tomar. En infusión combinada con azahar, tila, espino blanco, Artemisa y amapola, para ayudar a aliviar los estados de nerviosismo e insomnio.

¿Cómo preparar las flores?

Las flores son estructuras frágiles, con lo que para conseguir extraer sus principios activos es suficiente con hacer una infusión. Para ello pon en un vaso 1 cucharadita de flores secas y llénalo con agua hirviendo, deja reposar unos minutos, filtra y ya puedes tomártela.
Para comerlas.
Algunos tipos de flores pueden comerse frescas, como ocurre con los pétalos de pensamientos y con las flores de malva o de caléndula, que pueden utilizarse en ensaladas. En estos casos asegúrate de que las flores provienen de cultivo biológico o al menos que no están contaminadas con pesticidas o abonos. Lávalas bien pero con mucho cuidado antes de añadirlas a tus platos.
Captura su aroma.
Muchas flores poseen olores agradables y en algunos casos, como el de lavanda, también, terapéuticos, puesto que su olor es relajante. Existen distintas técnicas para atrapar su aroma y poder hacer diferentes usos de él: Aceites de flores: se preparan añadiendo 100 gr de pétalos secos triturados en 1 litro de aceite suave (girasol o maíz) y se deja macerar 24 horas. Seguidamente se filtra y se conserva en un lugar oscuro. Este aceite aromatizado puede utilizarse para aliñar ensaladas y platos de verduras. Colinas caseras: se prepara añadiendo igual cantidad de pétalos y alcohol, dejando macerar al menos durante una semana o nueve días. Después se filtra y se guarda en lugar oscuro y fresco.
Tenemos que aprovechar los pétalos de las flores, ya que algunos son muy apetecibles a la hora de comerlos en ensaladas y otros en infusiones pueden ser muy terapéuticos, por ello, documentarse sobre esta materia sería muy adecuado para beneficio de todos; la gran mayoría de estos conocimientos se han tenido que aprender de boca a oído ya que son pocos o ninguno los libros que nos hablan de estos beneficios que tienen los pétalos de las flores.
No olvidar escuchar en esta y otras materias a los mayores, ellos encierran en sí todo un compendio de información científica que no viene en los libros pero que ellos aprendieron de boca a oído también de sus mayores. No olvidar que muchas de las materias que no se pueden aprender en los libros suelen ser de una calidad extraordinaria y que nos pueden aportar muchos beneficios, por ello escuchar siempre a los mayores es de sabios. Los mayores son verdaderos libros vivientes con sus conocimientos ancestrales que como digo adquirieron de boca a oído también de sus mayores; es por ello que los pueblos orientales tienen muy en cuenta escuchar a sus mayores y respetarlos, algo que los occidentales estamos perdiendo porque entendemos que ellos están pasados de moda y lo único que interesa es las nuevas tecnologías, y yo digo, que son buenas esas tecnologías, pero también lo es los remedios que en salud y en otras materias nos pueden aportar los mayores, luego empecemos a darnos cuenta de ello y nos irá mejor; porque no ambas cosas.

Fuentes:
http://www.icicma.com/
Autor:
Ildefonso Cobo Jiménez
Lincenciado y Doctorado en Medicina y Cirugía,
Además de ser Lincenciado en Psicología y
Doctorado en Filosofía hindú.

 

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!