AFRODISIACO

DESDE LOS GRIEGOS A NUESTROS DÍAS.

El término afrodisíaco proviene de la diosa griega del amor Afrodita.
Según la mitología griega, Afrodita nace de la batalla entre su padre Urano, y Cronos. La leyenda cuenta que Cronos cortó los genitales de Urano y al arrojarlos a las aguas del mediterráneo, éstos liberaron su semen, que fecundó la espuma marina, de la cual nació Afrodita, diosa del amor y del deseo. Pero aunque fueron los griegos quienes dieron este nombre a las sustancias o alimentos estimulantes del deseo, no fueron ellos los primeros en usarlos. De hecho, las primeras referencias al uso de productos afrodisíacos se encuentra en papiros egipcios del siglo XXIII a.C., pero se sabe que llevan usándose desde la prehistoria, mucho antes de la aparición de cualquier tipo de escritura.


Existen muchas otras referencias antiguas al uso de afrodisíacos, como por ejemplo las descritas en el Génesis de la Biblia o en el kama- Sutra.
Lo cierto es que su búsqueda ha seguido hasta nuestros días.
¿Se dicen que existen especias y aromas muy eróticas?
Clavo y Nuez moscada. A las especias siempre se les ha atribuido propiedades afrodisíacas, sobre todo a las más aromáticas. Ahora el mito empieza a confirmarse porque recientemente ha aparecido varios artículos que hablan de las propiedades afrodisíacas de 2 especias tan conocidas como la nuez moscada y el clavo de olor. Por el momento estos estudios se han llevado a cabo en animales, pero los resultados han sido reveladores, ya que en estos animales se ha podido observar un mayor rendimiento, intensidad y frecuencias en las cápsulas, sobre todo indicadas por los machos.

Aceites esenciales.

Para preparar el ambiente es importante para aumentar el deseo y disfrutar con la pareja, y para ello los aromas son de una gran utilidad. Los aceites esenciales de plantas, a los que popularmente se les atribuyen efectos afrodisíacos son el de canela, clavo, jengibre, vainilla, anís, cardamono y hierbabuena. Para aprovechar sus virtudes puedes: verter unas gotitas en la bañera para un baño relajante y sexual.
Añadir unas gotas a un quemador, para facilitar su evaporación y aromatizar el ambiente.
Mezclar unas gotas de aceite esencial con aceite de almendras dulces, y utilizarlo para realizar un masaje.

Fuentes:
http://www.icicma.com/
Autor:
Ildefonso Cobo Jiménez

20121117-111928.jpg

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!