Caminar por la playa es MUY SANO

Buenas [email protected]!!!

Quien tenga la suerte de vivir cerca de la playa debe tener en cuenta este post, ya que esta probado que caminar por la playa aporta muchos beneficios, además de ser una actividad muy relajante y que nos pone en contacto con la naturaleza y toda su belleza en estado puro.

Los días de playa pueden ser, además de relajantes y divertidos, buenos para su salud. Y es que, al margen de los beneficios de un chapuzón en el agua del mar, no hay que olvidar otra buena costumbre que, sin duda, hay que poner en práctica: los paseos. Caminar por la arena es muy saludable, una práctica excelente para mejorar la circulación sanguínea, por lo que resulta especialmente recomendable para las personas con varices.

Si, además, se hace a paso rápido, añade a los beneficios de la caminata el masaje de la arena en las plantas de los pies, que activa la circulación venosa y linfática. Y aún hay más, pues al romper las olas en la orilla, el agua masajea los tobillos, con lo que el ejercicio es todavía más completo. Quienes decidan aplicarse a fondo pueden caminar dentro del mar con el agua a la altura de los muslos, levantando bien las piernas en cada zancada. Se trata de un ejercicio cansado que, sin embargo, fortalece de forma espectacular la musculatura de las piernas y los glúteos.

También hay beneficios desde el punto de vista de la belleza, pues el roce de la arena es el mejor exfoliante natural. Basta con andar descalza sobre ella para disfrutar de pies más suaves en poco tiempo gracias a este peeling casero.

Andar por la orilla aporta además las virtudes del agua marina: contiene minerales (yodo y sodio) que previenen el envejecimiento y el movimiento de las olas tonifica los músculos. Además, ¡es muy relajante!

Tenga en cuenta que existe diferencia entre la arena mojada y la seca, en la que es más difícil caminar, pues hay que hacer más esfuerzo. Conviene empezar por la mojada y, a medida que se mejore la forma, continuar por la arena seca, que es menos estable y moverse por ella implica mayor esfuerzo, por lo que existe más riesgo de lesiones, principalmente en los ligamentos del tobillo.

Pequeños trucos:

  • Mueva las manos al caminar, para evitar que se hinchen.
  • Evite caminar en las horas centrales del día. Las más recomendables para evitar quemaduras o golpes de calor son la primera hora de la mañana y al atardecer.
  • No olvide aplicarse protector solar, llevar una botellita de agua y cubrirse con un sombrero.Imagen
loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!